Los jugadores de eSports más prestigiosos y conocidos del planeta son auténticos millonarios con apenas 20 años; una industria que en ese sentido tiene más parecido al fútbol de lo que pensamos, debido a la cantidad de dinero que llega a mover. Turner “Tfue” Tenny es uno de los mejores jugadores de Fortnite, juego que hace poco repartió 3 millones de euros a un joven de 16 años. Tfue ahora se enfrenta a su equipo, el conocido FaZe Clan, por no compartir los ingresos generados al año tal y como pone en su contrato.

Un jugador de eSports no sólo gana dinero -mucho dinero- en los torneos en los que participa con los equipos profesionales, en este caso FaZe Clan. Cuando un club ficha a un jugador y lo lleva a torneos importantes, este jugador se hace conocido y aumenta su caché. Además, si es buen jugador, suele tener canales en YouTube o Twitch en los que hace directos diarios, y en donde se embolsa gran cantidad de dinero por publicidad y por donaciones/suscriptores.

Según parece, un porcentaje de todas estas ganancias tendrían que ser para el club del jugador, según su contrato, pero en el último año no lo ha hecho. Tfue habría evitado pagar a su equipo los servicios de entrenamiento, representación y royalties por premios y patrocinadores. Hay que recordar que si un equipo profesional no te ficha para sus filas, no llegas a ser mundialmente conocido en el sector, así que los contratos de los clubes a menudo reclaman un porcentaje de lo ganado por el jugador.

 

Pero FaZe Clan no ha visto este dinero y en una disputa en los tribunales ha asegurado que Turner “Tfue” Tenny ha ganado mucho más dinero de lo que ha declarado en este último año. Desde abril de 2018 habría generado unos 20 millones de dólares pero el club apenas habría visto una ínfima cantidad de este dinero, incumpliendo el contrato. El club afirma que tiene todo el derecho de reclamar una parte de estas ganancias, puesto que fueron ellos los que ofrecieron nuevas oportunidades al jugador llevándolo a torneos y eventos, haciéndolo famoso de esta forma. FaZe Clan asegura también que sus herramientas de entrenamiento y sus instalaciones convirtieron al que era un jugador común, en un profesional de los videojuegos como "Tfue".

Tfue tiene 21 años y aún tiene contrato con FaZe Clan hasta 2021. Veremos como resuelven este problema laboral la justicia y cuáles de las demandas llegan a buen puerto.