FIFA Ultimate Team, el popular modo de juego centrado en las cartas de jugador de la saga FIFA, es el principal atractivo para los fans del simulador de fútbol y una fuente incansable de ingresos para Electronic Arts. Son muchos los jugadores de fútbol profesional que disfrutan de este modo y comparten su opinión cuando su recreación virtual no les satisface, como el reciente caso de Reguilón, defensa del Sevilla cedido por el Real Madrid.

Antoine Griezmann, delantero del FC Barcelona, es otro de los jugadores que disfrutan con cada entrega anual del título. Recientemente, y gracias a ChuBoi, actual responsable de la sección eSports del Manchester United, y ex empleado de Electronic Arts, ha dado a conocer a través de su perfil de Twitter que el jugador galo fue baneado en FIFA 15. La suspensión de su cuenta de Ultimate Team se produjo porque el ex-atlético habría comprado monedas del juego en plataformas de compraventa externas a FIFA, una práctica totalmente prohibida por la compañía.

 

Como el propio ChuBoi comenta, el jugador galo llamó a la oficina francesa de EA muy enfadado por haber perdido su cuenta, y la compañía optó por devolverle al mediático jugador su equipo, pero no así sus monedas. Este "trato de favor" de EA con el futbolista, como no podía ser de otra forma, ha molestado a otros fans de FIFA que fueron baneados en su día pero no recibieron respuesta alguna y por lo tanto perdieron tanto monedas como jugadores.