Son muchos los streamers que se encuentran dentro de la plataforma Twitch pero, lamentablemente, su ejemplo no siempre es el adecuado. Mientras que algunos se limitan a mostrar y presentar los variados juegos e incluso movimientos que parecen imposibles dentro de estas aventuras, otros tantos muestran algunas de las imágenes más detestables, siendo este el caso de la streamer Alinity Divine.

Tal y como se presentaba hace unos días, la streamer maltrataba a su gato en directo no solo dándole un trago de vodka, sino que incluso llegaba a lanzar a este en un momento de tensión en su partida. Tales actos han llevado a la comunidad de Twitch a pedir que la streamer sea expulsada. Una petición que ahora apoya PETA, la conocida organización pro-derechos de los animales.

Una reclamación que cada vez tiene más fuerza

 

Lamentablemente, el caso mencionado hace apenas unos días no es la primera ocasión en la que se ha visto a la streamer maltratando a su gato, sino que en anteriores ocasiones ha llegado a golpearlo. Por ello, muchos usuarios han creado una petición en Change.org para solicitar a la web la expulsión de la streamer, la cual ya ha sido firmada por más de 27.000 personas.

Junto a estos usuarios, PETA no ha dudado en subir un mensaje a sus redes sociales para solicitar el apoyo de la gente, además de pedir a Twitch que tome medidas contra esta streamer. Aunque tal y como señalan algunos usuarios, Alinity ha demostrado contar con una gran habilidad para evitar todas las responsabilidades con contenidos que, anteriormente, han creado una gran polémica.