En pleno 2019 parece impensable que Nintendo se una con Sony para publicar una consola. Cada compañía tiene un éxito arrollador con sus respectivas plataformas, tanto Nintendo Switch como PlayStation 4, con vistas puestas en la que será su sucesora, PlayStation 5. No obstante a mediados de los 90 no parecía una idea tan rocambolesca el que tanto Sony como Nintendo formaran una alianza de lo más peculiar.

En Neox Games ya os hemos hablado de Nintendo-PlayStation, una consola prototipo destinada a dar un giro de 180 grados a la industria del videojuego. Aunque sobre el papel parecía una idea brillante, el proyecto cayó en saco roto debido a diferentes discrepancias entre una empresa y otra. Sólo unos cuantos privilegiados, y que se pueden contar con los dedos de una mano, lograron hacerse con uno de esos prototipos de la consola.

PlayStation Mini | Neox Games

Hablamos de la familia Diebold. En 2009 el padre, Terry Diebold, adquirió en una subasta el modelo de Nintendo PlayStation a un precio poco más que irrisorio en comparación al que se pide a día de hoy por ella. Pasaron los años, y en 2015 su hijo encontró la codiciada máquina en el desván. Conocedores de que se trataba de una rareza única en el mundo de los videojuegos, y como de una película se tratara, la familia ha llevado el prototipo por todo el mundo, mostrándolo en infinidad de exposiciones.

Como ya sabréis a estas alturas, el coleccionismo de videojuegos - especialmente los que cuentan con varias décadas a la espalda o ediciones prestigiosas - ha hecho de este hobbie algo sólo destinado a aquellas personas que les tiembla la cartera por soltar varios miles de euros. Conocedores de que tenían una joya de la industria, la familia Diebold tiene claro que Nintendo PlayStation es, posiblemente, la consola más deseada del mundo.

Tras pasar por numerosas casas de subastas, tanto a padre e hijo no les tiembla el pulso al asegurar que han rechazado ofertas de hasta más de un millón de dólares por la consola. Una de las próximas citas con las que tratar de sacar algo más de dinero por el prototipo tendrá lugar el próximo 27 de febrero vía online. La popular casa de subastas Heritage Auctions celebrará un evento en el que se pondrá a la venta Nintendo PlayStation. Eso sí, dejan claro que la máquina puede alcanzar una cifra astronómica debido a que nunca ha pasado por una subasta pública, siendo una incógnita el precio máximo que puede llegar a alcanzar.