MALDICIÓN EN 64 BITS

MALDICIÓN EN 64 BITS

La leyenda del cartucho maldito de Nintendo

Una vieja leyenda urbana nos narra los extraños sucesos ocurridos con un cartucho de uno de los videojuegos más "malditos": Majora's Mask.

Artwork de Majora's Mask
Artwork de Majora's Mask | Defconplay

Cuando hablamos de The Legend of Zelda: Majora's Mask, hablamos sin duda de un videojuego perturbador y oscuro como ninguno otro. Por su trama sombría y las caracterizaciones singulares de personajes y localizaciones, es considerado uno de los videojuegos más macabros creados por Nintendo, además de uno de los que han dado pie a teorías y leyendas de todo tipo. Especialmente hay una leyenda urbana, la llamada del "cartucho maldito" que dice así:

Cierto día, a un joven le regalan su primera videoconsola, una Nintendo 64. Al disponer de poco dinero, dicho joven decide adquirir videojuegos al precio más económico posible, y por ello compra un cartucho de Major'as Mask en una tienda de segunda mano, tienda dirigida por un anciano de cara siniestra en un garaje. El cartucho tenía la pegatina borrada y por encima se escribió con tinta roja, muy similar a la de la sangre la palabra "Majora" para identificarlo. Y es que este cartucho no le va traer mucha suerte al chico...

Al encender la partida, el joven se encontró con una partida ya creada bajo el nombre de "Ben", pero como el chico quería empezar desde cero, inició una nueva con el nombre de "Link". Sin embargo, el chico se encontró con algo muy raro, de vez en cuando los personajes le llamaban "Ben" y no "Link", tal y como había nombrado al juego. Por tanto, dicho joven acabó borrando la partida de "Ben", para intentar que el error dejase de producirse, pero el remedio fue peor que la enfermedad y los bugs comenzaron a sucederse.

Risas macabras, melodías al revés, errores de juego muy exraños... todo eso y mucho más empezó a suceder en el cartucho maldito de Majora's Mask. Para colmo, en el cartucho se creó automáticamente una partida nueva llamada "Drowned" (Ahogado), a la cual el joven accedió para ver cómo Link moría asesinado por Skull Kid (antagonista del juego) una y otra vez al iniciar, generando posturas muy extrañas en el héroe del juego.

Llegó un punto en el que el joven no aguantó más y fue a ver de nuevo al anciano para devolverle el juego, pero se encontró conque el garaje ya no estaba abierto. Preguntando por él, los vecinos del barrio le dijeron que era un anciano muy raro que apenas salía de casa y con la desesperación preguntó también si conocían a un tal "Ben", y sí lo conocían, fue un joven que murió ahogado.

Se dice que años después, el joven consiguió vender el cartucho de Majora's Mask a otra persona, cuya identidad quiso ocultar y que en varias ocasiones el propio joven tiene pesadillas con Skull Kid, muertes, ahogamientos y risas malvadas. El cartucho no había terminado con su maldición...

@Defconplay | Madrid | 16/05/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.