Por todos es sabido que cuando se trata de jugar a videojuegos no debemos pasar sesiones maratonianas frente a la pantalla, cuidar la postura y levantarnos cada cierto tiempo para estirar las piernas. Un estudio realizado por una casa de apuestas ha reflejado el aspecto que tendrían los jugadores en apenas unos 20 años.

Michael, nombre que recibe el modelo, muestra un aspecto terrorífico, fruto precisamente de no seguir ninguna de las recomendaciones que tantas veces hemos leído al encender nuestra consola o en los manuales de instrucciones de los videojuegos. ‘Piel pálida y pastosa debido a pasar años bajo la luz artificial debido a la falta de vitamina B-12 y vitamina D’, reza el estudio.

Hay aspectos que saltan a la vista y llaman poderosamente la atención. Uno de ellos es la denominada ‘artritis Nintendo’ y ‘pulgar PlayStation’, deformando por completo sus manos. Eccemas en brazos y piernas, obesidad encorvamiento, calvicie debido a todo el tiempo frente a la pantalla u hombros redondeados por la mala postura son algunas de las características que tendrían, según el estudio, los jugadores del futuro.

 

El informe también ha dado algunos detalles para evitar ‘convertirnos’ en Michael. No es difícil saber que hay que realizar ejercicio de manera diaria o a menudo durante la semana, así como llevar una dieta sana. Otros aspectos destacados son el sentarnos en una postura adecuada e hidratarse regularmente.

La OMS ha recomendado el uso de videojuegos durante la cuarentena. Una forma perfecta de estar más tiempos entretenidos. A pesar de ello nunca está de más aprovechar parte de las tardes o mañanas para realizar ejercicios básicos y otras actividades que activen el cuerpo durante estos días en los que el sedentarismo puede apropiarse de la vida cotidiana.