Análisis

Análisis

NBA 2K12

2K Sports nos muestra cómo se debe hacer un juego de baloncesto con NBA 2K12.

Hace mucho tiempo, había un juego de baloncesto que, a duras penas, dominaba el frágil mercado del baloncesto. Nos referimos a NBA Live, el título de ES Sports que, en sus mejores momentos, tampoco podía alardear de ser un referente... Paralelamente, y aunque parezca que no viene a cuento, EA Sports tenía un juego de fútbol, FIFA 12, que sí vendía.

Y, entonces, apareció la competencia. A NBA Live le apareció un NBA de 2K Sports y a FIFA un Pro Evolution Soccer.

Mientras que EA Sports decidió continuar la lucha frente a un potente título de Konami, llegando a un límite de tensión casi insoportable entre ambos juegos de fútbol, el gigante americano tuvo que rendirse ante la evidente superioridad del juego de 2K Sports.

Desde el principio, todo, absolutamente todo lo que rodeaba a los NBA 2K era magnífico, una especie de agua fresca y con hielos para los sedientos amantes del baloncesto.

Pese a la discontinuidad del producto de EA Sports, y a sus subidas y bajadas de interés, 2K Sports continuó, año tras año, intentando mejorar el producto. Hasta que el año pasado, en la edición NBA 2K11, la calidad del juego lanzado, para más inri, con portada de Michael Jordan, resultó tan abusiva, que EA Sports decidió, para sorpresa de medio mundo, cancelar el lanzamiento de su reinterpretación de NBA Live, a pocas semanas de su lanzamiento.

En aquel momento, todo el mundo aplaudió la sabia decisión de EA Sports de no meterse en batallas perdidas de antemano (es mejor perder dinero por una producción fallida, que perderlo además con un producto generando gastos de marketing y almacenaje en el mercado). Pero lo que sí que aplaudió el público fue el lanzamiento de un NBA 2K12 lleno de momentos memorables, jugabilidad sin parangón y un nivel de posibilidades altísimas.

¿Y qué pasa cuando llegas a una cumbre tan alta que nadie puede llegar ni a mirarte? Que a todo el mundo le entra la sensación de que te vas a caer.

El apartado online de NBA 2K12 consigue la perfecta integración con el concepto de red social

Pues, en estos momentos, 2K Sports han demostrado que siguen teniendo equilibrio. El juego que ahora nos presentan retoma alguna de las ideas de la última edición. Por supuesto, lo principal es crear un nivel de misticismo mayor que en NBA 2K11. Si en el juego anterior teníamos a Michael Jordan en la portada, en este hay tres portadas (cada uno elige la suya) con Larry Bird, Magic Johnson y el propio Michael Jordan (por cierto, portadas realmente bonitas).

Una vez abres esa caja, comienza el festival del amor por un deporte como el baloncesto y por el mito de la NBA, una de las ligas profesionales deportivas más espectaculares y cargada de mitomanía. No nos engañemos, la NBA no es la Liga BBVA de fútbol. Los jugadores de la NBA son dioses, titanes, iconos... Y no nuevos ricos cuasi adolescentes ídolos de polígono como la gran mayoría de los futbolistas.

Por eso, cuando arrancas NBA 2K12 se te erizan los pelos de la nuca. Se recuerdan grandes equipos, grandes momentos, partidos que aún son recordados por todo buen aficionado al basket.

Puedes enredar en la historia, crear tu cinco ideal, tu equipo de sueños, tu liga con hasta 29 amigos, compitiendo “oficialmente” cada uno con un equipo.

Como decimos, el juego te permite jugar con auténticas estrellas históricas, alguno de los 15 mejores jugadores reconocidos de la NBA podrán salir a la cancha a defender sus colores, incluso aunque en la vida real no llegasen a competir. De nuevo, algo en lo que se aventaja a los juegos de fútbol, en los que, misteriosamente jamás se recupera la figura de Arconada.

Además, se ha mejorado la función de Mi Jugador, en la que todo el mundo puede crear su propia carrera individual y, por supuesto, virtual de rookie de la NBA, a gran estrella con sus anillos y demás parafernalia.

Y todo, como no podía ser de otra forma, con una integración online realmente impactante. En este sentido cabe pararse un poco. En otros juegos, tanto deportivos, como de otros géneros, el apartado online está siempre presente. Pero nunca de una forma tan directa, tan siempre activa o tan perfectamente implementada en el juego. En todo momento sabes cuánta gente está jugando, cómo van las ligas, qué podemos hacer, a qué podemos jugar. Podemos buscar partidos en cooperativo, o sea, con otros jugadores en nuestro equipo. Podemos entrar en ligas... En este sentido, es lo más parecido a una red social en un videojuego que hemos visto en mucho tiempo. Una opción siempre presente, pero que no llega a incordiar. No es obligatorio enfrentarse a seres humanos, que pueden hundirnos la moral con sus juegos excesivamente trabajados. Pero siempre tenemos la opción de enfrentarnos a un rival humano.

Como cada año, no cabe otra opción más que la de felicitar a los chicos de 2K Sports por haber vuelto a ofrecer un titulo por encima de lo esperado. Y, teniendo en cuenta que llevan más de 5 años consiguiendo mejorarse exagerada con cada entrega, dejando siempre el listón tan alto que resulta inalcanzable, no cabe más que aplaudir con admiración y perder la malicia: ¿Te parece que está edición es inmejorable? Pues quedamos dentro de doce meses para comprobar como no tenías razón.

 

Víctor Sánchez | Madrid | 07/10/2011

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.