No han sido pocas las ocasiones en las que hemos hablado de cómo los videojuegos pueden ayudarte a mantenerte en forma. Uno de los ejemplos que siempre vienen a la mente es Pokémon GO. Y es que además de ser uno de los títulos más divertidos para disfrutar en compañía, la obra de Niantic es perfecta para todos aquellos que quieran tener una excusa para practicar deporte.

Este es el caso de Tommy, un jugador de Pokémon GO y cuya historia no ha dudado en recoger el propio estudio responsable del videojuego. En el vídeo, Tommy explica lo aislado que se sentía del mundo, llevando una vida para nada sana y sin apenas salir de casa. Hasta que Pokémon GO se cruzó en su vida.

Fue con la llegada del videojuego de Niantic cuando el jugador inició una fase de cambio. Salía a la calle para capturar Pokémon. Paseos de apenas 20 minutos pero que se convertirían en el inicio de algo mucho mayor con el paso de las semanas. A medida que progresaba en el juego, Tommy conoció a más gente, otros jugadores de Pokémon GO y que a día de hoy son sus amigos más allegados.

 

Lo que en un principio eran paseos de 20 minutos, en apenas unos meses se convirtieron en escapadas de varias horas. En el vídeo, el propio Tommy explica que no se reconoce cuando echa un vistazo a fotos de hace un par de años. Ahora en la Universidad de Greenwich, el jugador sigue disfrutando de Pokémon GO con sus amigos, llevando una vida mucho más sana y activa físicamente.

Y es que Pokémon GO no sólo se ha convertido en un rotundo éxito que se mantiene a día de hoy gracias a su jugabilidad sencilla y adictiva. Personas de todas las edades repartidas a lo largo y ancho del mundo han caído rendidas al encanto de Pokémon GO: sal a la calle, prepárate para caminar unos cuantos kilómetros mientras exploras el mundo que te rodea mientras combates y capturas Pokémon.