Las cajas de botín siguen sembrando polémica en diferentes países europeos, siendo calificadas por diferentes responsables políticos como una incitación a los juegos de apuestas. Ha sido esta vez la oficina del defensor del menor de Reino Unido quien, tras un estudio, ha advertido del peligro que suponen estas compras incluidas dentro de los videojuegos.

Anne Longfield, responsable de la oficina, encargó un informe en el que se destaca la necesidad de regular los micropagos y las cajas de botín dentro de títulos destinados a menores de edad. Muchos de estos elementos están diseñados prácticamente como si fueran apuestas, generando además cierta obsesión por parte de los jugadores más jóvenes. El informe cita ejemplos en títulos muy conocidos como FIFA, Fortnite, Minecraft, Call of Duty o Roblox.

El informe destaca un lado positivo de disfrutar de estos videojuegos online, como la capacidad de hacer amigos y desarrollar habilidades estratégicas y creativas, pero también destaca el lado más peligroso. Las cajas de botín y los micropagos son peligrosos, especialmente porque los más jóvenes las ven como una forma de compartir con sus amigos: "Si llevas una skin predeterminada, la gente piensa que eres basura", comentaba un niño de 10 años encuestado sobre Fortnite.

Sobres de FIFA 20 | Electronic Arts

Además, muchos jóvenes no controlan el tiempo de juego y pueden llegar a generar una adicción a los videojuegos sin saberlo: "No te das cuenta de cuánto tiempo estás jugando... a veces son cinco o seis horas", comentaba otro jugador de 16 años a los investigadores. Por el momento las cajas de botín no están consideradas como juego de apuestas en Reino Unido, pero esto podría cambiar, ya que el informe recomienda al gobierno que se modifique de inmediato la legislación existente.

"Los desarrolladores y las plataformas no deberían permitir que los niños progresen dentro de un juego gastando dinero", aseguran en el informe de la oficina del defensor del menor de Reino Unido, "y el gasto debería limitarse a elementos que no están vinculados al rendimiento".