Ya sea en los juegos de conducción, lucha, acción o aventura. Independientemente del género el frío es uno de los peores rivales al que podemos enfrentarnos para disfrutar de los videojuegos, tanto en PC como consola. Por supuesto, el uso de guantes no facilita poder tener el mando agarrado con comodidad, por lo que dependemos de la calefacción de turno. Pero, ¿y si fuera el propio gamepad el que trajera dicha calefacción?

Esta ha sido la genial idea de Morne, un jugador semiprofesional de Super Smash Bros Melee. Fue durante un torneo del título de lucha de Nintendo cuando tuvo en mente el proyecto. Durante la competición, Morne vió a otro de los participantes utilizar un calentador eléctrico para calmar el dolor que la tendinitis le producía. Acaba de nacer en ese momento el gamepad-calentador.

Utilizando su canal de YouTube para mostrar el invento, Morne explica detalladamente el funcionamiento del mando. El gamepad, en este caso de GameCube y el utilizado para las competiciones, cuenta con un calentador que cuenta con su propia batería y por supuesto botón de encendido/apagado. Además, la batería podrá cargarse ya sea vía microUSB o mediante un cargador externo que el propio Morne ha creado para la ocasión.

 

El resultado, como podéis ver es simplemente espectacular y funcional. Tal y como destaca el jugador, no molesta para nada a la hora de coger el mando. La maña de este jugador con los mods no es nueva. Si bien Super Smash Bros Melee es una de sus grandes pasiones, el jugador comparte la misma entrega con la modificación electrónica. De cara a Genesis 7, un torneo que se celebrará en EEUU entre los días 24 y 26 de enero de 2020, el usuario llevará varios mandos modificados para la ocasión con el fin de que el resto de participantes puedan probarlos.

No cabe duda de que la pasión de Morne por la electrónica y al mismo tiempo los videojuegos le ha dado sus frutos. Aunque eso sí, el propio jugador destaca que para alcanzar la actual versión del gamepad, la 1.0, ha invertido mucho dinero, intentos, cometido errores y materiales por doquier hasta dar con los cambios correctos.