Sony no termina de decidirse por el precio de PlayStation 5. La compañía, como ya apuntábamos hace unos días, estaría en serios aprietos a la hora de concretar el coste de la máquina de cara al usuario. ¿400 euros? ¿Tal vez 500? ¿Un punto intermedio? Son muchas las dudas que estarían rondando por la cabeza de la empresa para establecer un precio que no se tradujera en pérdidas y al mismo tiempo fuera atractivo para el jugador desde el día uno de lanzamiento.

En caso de que Sony optara por un precio final de PlayStation 5 de 500 dolares, ¿realmente estaríamos hablando de una consola cuyo precio está inflado? Existe un motivo para pensar que PS5, si costase dicha cifra, sería una plataforma más que rentable tanto para la empresa como para el propio usuario. El motivo no es otro que la inflación del dólar.

Volvamos a 2013, año en el que aterrizaba en las tiendas PlayStation 4 al precio de 400 dolares. Recordemos que fabricar PS4 le costó a Sony algo menos del precio final de la plataforma. En la actualidad, 2020, la inflación del dólar ha provocado que esos 400 dólares se transformen en 450 dólares. Echemos la vista un poco más atrás, 2006, hasta el lanzamiento de PlayStation 3. La consola de Sony fue dúramente criticada debido a su coste de salida, nada más y nada menos que 600 dólares. Si atendemos a dicho precio en el presente, estaríamos hablando de la friolera de 770 dólares.

PlayStation 3 | Sony

Demos un salto de unos cuantos años más en el tiempo. Más concretamente hasta el año 2.000 y en el que pudimos disfrutar de la que para muchos es su consola favorita, PlayStation 2. PS2 estaba disponible en su día uno al precio de 300 dólares, que en la actualidad se traduciría en 450 dólares. Por último, en 1995 llegaba PlayStation. Máquina que para sorpresa de muchos lo hizo al precio de 300 dólares. Debido a la inflación ésta se iría hasta los 500 dólares en pleno 2020.

Aunque a primera vista puede que tengamos la sensación, lógica por otra parte, que 500 dólares por PlayStation 5 puede resultar un precio demasiado alto, lo cierto es que estaríamos hablando de una plataforma relativamente barata. PlayStation 4 y PlayStation 2, son de acuerdo a la inflación sólo 50 dólares más barata que PS5. Se iguala en precio a lo visto en PSX y por supuesto no nos acercamos a la desorbitada cifra de PlayStation 3.

Por otra parte y no menos importante, el precio final de PlayStation 5 también lo decidirá su rival, Xbox Series X. Microsoft podría optar para ésta plataforma por un coste de 500 dólares, pero también tendría un as bajo la manga. Una consola de nueva generación, algo menos potente y por ende con un precio más asequible, rondando los deseados 400 dólares que el usuario estaría dispuesto a pagar por una nueva consola.