‘Soy Ash Ketchum de Pueblo Paleta y voy a ser el mejor entrenador Pokémon’. Una frase que hemos escuchado hasta la saciedad en la serie de animación de Pokémon y que, a día de hoy, sigue generando cierto repelús. Y es que hace más de 20 años, el bueno de Ash decidía abandonar su tranquilo pueblo para convertirse en Maestro Pokémon, un viaje que no ha sido fácil y lo ha llevado a ser un auténtico hazmerreir.

A pesar de ser el protagonista principal de la serie y los primeros títulos de la franquicia en Game Boy, Ash se ha granjeado por méritos propios toda una serie de críticas. Para sorpresa de muchos, hace muy poco se ha alzado como campeón de nada más y nada menos que la Liga Pokémon.

Un paso de gigante que lleva intentando desde 1999 y finalmente ha dado sus frutos. No ha sido una tarea fácil, pues tras numerosos intentos él y su inseparable Pikachu por fin pueden presumir de ser los más recientes campeones de la competición más famosa de Pokémon. Como si de un collage de un equipo de segunda división que consigue llegar hasta Primera e incluso proclamarse campeón de la Champions se tratara, un usuario se ha encargado de hacer un repaso a la trayectoria de Ash en la Liga Pokémon.

En él podemos ver su primer puesto, un Top 16 que no le dejó un buen sabor de boca. Años después tendría que conformarse con un octavo puesto. No sería hasta 2016 cuando el bueno de Ash rozaría casi con los dedos la ansiada copa, logrando la medalla de plata. Es finalmente en 2019 cuando nuestro protagonista consigue levantar la copa. Un viaje nada sencillo y que lo llevó hasta la Liga de Alola.