Neox Games » Noticias » Actualidad

¿LO HARÍAS?

El reciclaje llevado a extremos: Desestresarse rompiendo consolas antiguas

Si alguna vez has pensado en deshacerte de tus consolas favoritas o que ya no usas, este método puede ayudarte.

El reciclaje llevado a extremos: Desestresarse rompiendo consolas antiguas

Envato El reciclaje llevado a extremos: Desestresarse rompiendo consolas antiguas

Publicidad

El reciclaje es algo que todos debemos de tener en cuenta en nuestro día a día para el cuidado del planeta. Lo podemos aplicar a los envases que consumimos a diario pero también a todos esos productos que ya hemos dejado de utilizar desde hace años, entre ellas las consolas o videojuegos. Puede que para un coleccionista esto supone un verdadero sacrilegio, pero ya os adelantamos que en Reino Unido la idea está gustando y mucho.

Con el fin de reciclar productos de electrónica en desuso, en Reino Unido han tenido la idea de agilizar el proceso de reciclaje de estos aparatos con un método de lo más llamativo: por la módica cantidad de 60 euros puedes coger un martillo y durante 30 minutos golpear con si no hubiera un mañana tanto televisiones, mandos, consolas, teclados u ordenadores. Para algunos puede que suponga terapeútico, para otros una verdadera tortura.

 

El anuncio de Demolition Therapy, el proyecto en cuestión, deja bien claro desde el principio cuales son sus ideales: servir de ayuda a todos aquellos que necesitan desestresarse pero también ayudar en el reciclaje. “Todo lo que puedes romper en Demolition Therapy ya estaba roto para minimizar el desperdicio innecesario. Reciclamos y reutilizamos cualquier cosa”; añaden.

Hablamos de máquinas que como destacan están previamente rotas o son inservibles. Muchos usuarios desde hace años han puesto de moda la reparación de consolas en condiciones deplorables. Varios vídeos de este tipo de reparaciones y donde se tiene en cuenta tanto la carcasa o la electrónica han llamado la atención de internet, convirtiéndose casi en un nuevo hobbie para muchos y dando así una nueva vida a las consolas viejas.

Publicidad