Durante largos meses los jugadores estuvieron pidiendo la llegada de Red Dead Redemption 2 a PC. Un proyecto que, aunque fue filtrado en variadas ocasiones, Rockstar y Take-Two consiguieron ocultar a la perfección hasta efectuar su esperado lanzamiento. Pero eso no impedía que, mientras tanto, un fan llevase a cabo dos proyecto, uno de ellos centrado en el título original para provocar la llegada de Red Dead Redemption a PC.

Por otra parte, el segundo proyecto buscaba la inclusión del mapa del título original en Red Dead Redemption 2. Y aunque este proyecto resultaba muy interesante para los jugadores, la editora Take-Two ha demandado finalmente al modder indicando que habían pedido en varias ocasiones al desarrollador que cesase el desarrollo. Y es que, según indican, este desarrollo provocaría una pérdida de interés por parte de los jugadores para ver el lanzamiento del primer Red Dead Redemption en PC.

Red Dead Redemption | Defconplay

Este 26 de diciembre, la editora finalmente registraba su demanda en el juzgado de Nueva York contra el modder Jonathan Wyckoff (John Does 1-10). Tal y como se muestra en el documento, Take-Two toma esta acción con motivo de mantener el control sobre sus videojuegos mundialmente famosos frente al intento explicado públicamente por Wyckoff de tratar de distribuir archivos de software no autorizados.

Mientras que el proyecto de este modder buscaba traer el mundo de Red Dead Redemption a PC con mejoras gráficas y algunas funciones adicionales, el desarrollo habría sido pausado por presiones de la compañía. Y es que Take-Two habría tratado de parar el desarrollo de este proyecto, a lo que el modder se negó e incluso amenazaba con filtrar el material de algún modo en internet. Y aunque la editora trató de solucionar este problema de buenas formas dándole oportunidad de cumplir con las peticiones hasta el 18 de noviembre, finalmente esto no sucedió, lo que ha acabado con una demanda por incumplir con el copyright.

El asunto cuenta con puntos bastante graves puesto que el modder, para realizar su proyecto, no solo utilizaba material sin consentimiento de la compañía, sino que recibía donaciones para poder seguir adelante con el proyecto, por lo que se estaba lucrando gracias a un material que no era suyo. Por otra parte, este proyecto le hacía ganar popularidad tanto en sus redes sociales como en sus servicios de streaming. Y, con un peso incluso mayor, la intención de este proyecto ya no se limitaba únicamente a llevar el mundo del primer título a PC, sino que pretendía unir su proyecto a la versión de PC de Red Dead Redemption 2. Un proyecto cancelado que podría salirle muy caro a este conocido modder.