Neox Games » Noticias » Actualidad

VER PARA CREER

Se juega la vida escalando un edificio para robar cartas Pokémon

Un ladrón fue capaz de trazar un plan con el que hacerse con varios sets de cartas, aunque se dejase la vida en ello.

Publicidad

Las cartas Pokémon y Yu-Gi-Oh se han convertido en uno de los bienes más preciados a día de hoy para los coleccionistas. ¿El motivo? Las desorbitadas cantidades de dinero que pueden llegar a pagarse en internet por este tipo de productos. Los coleccionistas se dejan miles de euros en adquirir cartas raras, por lo que son muchos los usuarios que tratan adquirir sobres y cajas para conseguir la más extraña posible, poniéndola a la venta posteriormente.

El fanatismo desorbitado por este tipo de productos llevó a un joven japonés a colarse en un edificio para robar varios sets de cartas de Pokémon y Yu-Gi-Oh. Lejos de utilizar métodos convencionales, a sabiendas del riesgo que supondría el delito, Kensuke Nakanishi, nombre de nuestro protagonista, utilizó un plan que bien podría parecer sacado de una película de acción.

A las cinco de la madrugada, tal y como reportan los medios nipones, Kensuke se subió hasta lo alto del edificio de una cadena de tiendas ubicada en el distrito de Ikebukuro. El joven de 28 años, ya en la terraza del edificio, ató una cuerda a la barandilla para descender durante 5 metros por uno de los laterales y colarse así en la tienda

Cartas Pokémon | Huggins & Scott Auctions

Atado con la cuerda, el joven descendió hasta el sexto piso del edificio, rompiendo el cristal y logrando entrar en su interior. Su objetivo era hacerse con cartas Pokémon y Yu-Gi-Oh. El joven se hizo con un total de 80 cartas valoradas en cerca de un millón de yenes (unos 8.000 euros al cambio), pero llevándose consigo también 260.000 yenes en efectivo.

La policía de Tokyo logró dar con el ladrón una semana después, quien restó importancia al hecho de descender por uno de los laterales del edificio para colarse en su interior: ‘Estuve en el club de escalada de la escuela de secundaria, así que no tuve miedo a las alturas’. Al igual que otros muchos compradores de cartas Pokémon, el interés de Nakanishi por hacerse con el producto era meramente su valor económico de cara a la reventa.

Publicidad