Una de las licencias más longevas y reconocidas de Nintendo es Donkey Kong, cuyo primer título se estrenó antes incluso que Super Mario y que, de hecho, fue el origen del que hoy conocemos como mascota de Nintendo. Pero Donkey Kong es mucho más que el origen de Super Mario y, de hecho, la licencia ha gozado en los últimos años de una buena popularidad. Los juegos de plataformas protagonizados por toda clase de simios han tenido épocas doradas, especialmente con la saga Donkey Kong Country o con el episodio Donkey Kong 64.

Es por ello que Donkey Kong tiene fans de la licencia en todo el mundo, debido también a la popularidad de las consolas de Nintendo en los últimos años y que han tenido episodio de la licencia: Wii, Nintendo 3DS o Nintendo Switch han visto a DK y compañía saltando y machacando enemigos. Por ello cuando el usuario japonés de Twitter @daminist visitó su tienda local y vio gran cantidad de plátanos en oferta, sólo pudo pensar en una sola cosa...

El usuario decidió comprar varios plátanos y atar con una cuerda algunos plátanos y colgarlos en la entrada de su casa. En unos segundos @daminist creó un escenario clásico del videojuego Donkey Kong Country. El efecto es aún más significativo cuando decide poner a girar algunos de los plátanos, tal y como sucede en algunas pantallas del clásico título de Nintendo.

 

"Colgué bananas que compré en el supermercado y mi casa se convirtió en un escenario de Donkey Kong", comentaba @daminist en sus redes sociales. Por supuesto, la escena resultó viral entre los jugadores de la licencia: "Al principio supuse que se trataba de una aplicación de Donkey Kong AR, ¡pero es real!", comentaba uno de los usuarios de Twitter. Y es que el efecto, sin duda, es bastante curiosos, y al principio cuesta saber si es real o no. Sin duda, añadiendo música el efecto es mucho mayor: