Aunque la presentación oficial de las consolas aún no se ha producido y faltan varios eventos con información por delante, poco a poco se vislumbra por qué tecnologías apostarán las consolas de nueva generación de Sony y Microsoft, cuáles serán sus fortalezas y debilidades, y cuál podría ser el precio de cada una de las máquinas.

En cuanto a fortalezas, parece evidente que Xbox Series X estará un paso por delante en rendimiento, aunque está por ver si esta diferencia será apreciable en los juegos. PS5 parece que tendrá una cierta ventaja en relación a exclusivos, como ya ocurrió en la pasada generación con PS4 y sus grandes y variadas licencias. Sobre el precio, por el momento no hay pistas, pero ya todos los analistas esperan un precio mayor a lo previsto.

Nadie espera que las consolas de nueva generación lleguen a 400 euros y, si alguna lo consigue, podría dar un golpe peligroso a sus rivales. Pero los analistas esperan 500 euros por consola y, aunque no está confirmado, recientemente Jim Ryan de Sony ha insinuado que ciertamente PS5 no será una consola barata. Hablando con Gamesindustry, el CEO de Sony asegura que los videojuegos son una de las industrias menos afectadas por los tiempos de crisis. La gente no puede salir de casa y juega para entretenerse.

DualSense, el mando de PS5 | Sony

Aunque por supuesto no sabe cómo afectará la crisis financiera que se avecina a la venta de consolas: "Creo que la mejor manera de abordar esto es proporcionando la mejor propuesta de valor posible", comenta, pero eso no quiere decir que el precio vaya a ser bajo. "No necesariamente me refiero al precio más bajo. El valor es una combinación de muchas cosas. En nuestra área significa juegos, número de juegos, profundidad de los juegos, amplitud de los juegos, calidad de los juegos, precio de los juegos...", aclara el directivo.

Debemos recordar que el próximo 4 de junio Sony presentará los primeros juegos de PS5 en un evento online.