El mundo de los videojuegos es realmente amplio y mantiene todo tipo de opiniones por parte de los usuarios. Pero la gran sorpresa para los títulos españoles ha llegado con el anuncio de que la Biblioteca Nacional ha decidido que cualquier videojuego que sea producido por la industria española del sector tenga derecho a su conservación e incluso consulta como los libros.

De este modo, la biblioteca trata de que los títulos tengan el mismo respeto que las obras escritas. Una decisión que ha sido tomada en la reunión de la BNE con representantes del videojuego nacional como AEVI. Asociaciones que han mostrado su apoyo a esta iniciativa así como su interés para poder colaborar con este fin, sumando así esfuerzos a esta gran tarea.

 

Una de las primeras que han sido acordadas es la de la identificación de la producción total del videojuego español, todo con el fin de determinar qué parte de la colección está ya en el depósito y cuál debe ser recopilada. Una labor de identificación y de depósito de lo que no se encuentra en las colecciones de la BNE e incluso de las Asociaciones que ya se han ofrecido.

Por otra parte, se ha acordado trabajar para que los productores de videojuegos españoles comiencen a poder depositar en la BNE aquellos títulos que publiquen de ahora en adelante. Sin duda una gran noticia para el sector de los videojuegos en España que conseguirá provocar que los jugadores puedan ver la gran historia de los videojuegos nacional.