Neox Games » Noticias » Actualidad

UN AUTÉNTICO CAOS

Ni Trump estaría preparado: Las primeras elecciones de GTA V son un auténtico descontrol

Un servidor de rol de Grand Theft Auto V se ha convertido en el centro de atención para los jugadores debido a sus elecciones.

Publicidad

GTA V vive una segunda vida a pesar de cumplirse casi 10 años desde su estreno. La vertiente online de Grand Theft Auto V permite a los jugadores involucrarse en misiones de todo tipo, conseguir sus propias mansiones, garajes con todo tipo de coches y un sinfín más de posibilidades. Pero donde realmente está brillando GTA V es con su modalidad roleplay.

Ya hace unos meses pudimos disfrutar del estreno de Marbella Vice, un servidor de rol de GTA V y organizado por Ibai en el que participaron numerosos streamers. Siendo una de las características del título a día de hoy en todo el mundo, el servidor de rol New Day de GTA Online ha vivido uno de los eventos más peculiares hasta la fecha. Se trata de nada más y nada menos que unas elecciones para elegir gobernador.

A pesar de que los jugadores de GTA Online en su formato roleplay se toman muy en serio el interpretar personajes, en esta ocasión las elecciones se les ha ido de las manos. Uno de los candidatos era Charlie Bradstock, heredero de una gran compañía de armas. Gracias a su ‘experiencia’ empresarial pensó que podría dirigir el estado y con ello vender su material. Su contrincante era Andrew McKinley, presidente del Tribunal Supremo y cuyas principales promesas eran revisar el código penal y mejorar la seguridad para todos los habitantes.

GTA V
GTA V | Rockstar Games

Si bien la mayoría de servidores de GTA Online siguen una línea más o menos realista y seria, en New Day alcanza cotas nunca antes vistas. Las elecciones por San Andreas comenzaron fuertes, con todo un cruce de acusaciones entre ambos candidatos a las que además se sumaron protestas.

En declaraciones de varios de los protagonistas para el medio Polygon, la situación no hizo más que complicarse, adrede por supuesto. La ‘exmujer’ de Bradstock salió a la palestra para declarar todo tipo de acusaciones contra el candidato: desde maltratos hasta posesión de cocaína; terminando éste en la cárcel. McKinley no se quedaba atrás, siendo acusado de corrupción.

Las calles de Los Santos estaban encendidas, con centenares de jugadores protestando por un bando y otro, mientras que la policía no daba a basto. Finalmente fue McKinley quien se llevó las elecciones en la ciudad. Durante todo el proceso se creó incluso una cuenta de Twitter que narraba muchos de los acontecimientos que sucedían en la campaña electoral de la misma forma que encontraríamos en la vida real.

Publicidad