Durante el E3 2019, Ubisoft decidía sorprender a los jugadores con una gran variedad de títulos. Algunos de ellos siendo el centro de variados rumores, como fue el caso de Watch Dogs Legion. Pero aunque sus títulos ya contaban con una fecha bien marcada en el calendario de los aficionados, finalmente la compañía ha anunciado el retraso de estos. Un movimiento que les ha llevado a cambiar su lanzamiento del año fiscal de 2020 a 2021.

Este año fiscal arranca el 1 de abril de 2020 y finaliza el 31 de marzo de 2021, lo que les aporta un gran margen para realizar el lanzamiento. Pero sin duda se trata de un movimiento arriesgado para la compañía, sobre todo tras el fracaso con el lanzamiento de Ghost Recon Breakpoint. Aunque, según ha indicado el presidente de la compañía, Yves Guillemot, este retraso llega con el motivo de ofrecer la mejor calidad a los jugadores.

Un retraso por su compromiso con la calidad

Watch Dogs Legion | Ubisoft

Según ha mencionado Guillemot, han decidido retrasar el lanzamiento de Gods and Monsters, Rainbow Six Quarantine y Watch Dogs Legion de 2020 hasta 2021. Indica que si bien uno de estos juegos ya tiene una fuerte identidad y un alto potencial, quieren que sus equipos tengan más tiempo de desarrollo para garantizar que las innovaciones están perfectamente implementadas y son óptimas para ofrecer la mejor experiencia al jugador. Una forma de indicar que están decididos a potenciar la calidad de sus juegos.

Por otra parte, son conscientes de que este movimiento tendrá un impacto muy significativo en sus resultados financieros para este año fiscal pero está en línea con su estrategia para maximizar el valor futuro de sus marcas con la intención de ganar beneficio a largo plazo. Este cambio de lanzamiento provoca que finalmente se confirme que Watch Dogs Legion deja atrás el 6 de marzo de 2020 al igual que Gods and Monsters ya no estará disponible a partir del 25 de febrero de 2020.