Trágico fin de semana en Estados Unidos. Un tiroteo ocurrido en El Paso, Texas, ha dejado 20 muertos y 26 heridos, el más sangriento que llevamos hasta la fecha en EEUU en 2019. Un joven de 21 años ha sido arrestado por las autoridades locales como posible autor del tiroteo. Los datos desvelados hasta ahora dejan además información relevante sobre el asesino. Horas antes de actuar éste habría escrito un manifiesto de carácter racista contra la comunidad hispana de Texas.

El tiroteo ha sido el tema de debate en las TV americanas y una vez más estando los videojuegos en el punto de mira. El congresista Kevin McCarthy no ha dudado en culpar a los videojuegos, junto a las redes sociales, como responsables de los actos acaecidos en El Paso el sábado.

“La idea de los videojuegos como algo que deshumaniza a los individuos con juegos donde las personas deben dispararse entre ellas… Siempre me ha parecido que hay un problema con todo esto”; declaraba Kevin cuando era preguntado sobre una mayor medida de Estados Unidos en los videojuegos y redes sociales tras las palabras de Dan Patrick, Teniente Gobernador de Texas, y quien también achacaba a los videojuegos gran parte de culpa.

 

McCarthy recurrió durante su paso por la entrevista a estudios en los que figuran la influencia que provocan los videojuegos en las personas. “Cuando ves las fotografías de lo que ha sucedido, casi parecen escenas de videojuegos”; añadía el congresista.

Este mismo 2019 la Universidad de Oxford no encontró relación alguna entre videojuegos y violencia, resultados que por supuesto se realizaron en el consiguiente estudio.. "La idea de que los videojuegos violentos impulsan la agresión en el mundo real es muy popular, pero no se ha logrado probar con el tiempo", destacaba el principal responsable de la investigación.