Es una de las licencias de entretenimiento más importantes de la historia y, de hecho, GTA V es el producto de entretenimiento más rentable de todos los tiempos. El título ha sobrepasado los 115 millones de unidades vendidas, lo que le ha permitido a Take-Two Interactive sobrepasar con holgura los 6.000 millones de dólares en ingresos. Ante este panorama, ¿a nadie se le ha ocurrido hacer una película de GTA?

Por supuesto que la idea ha estado sobre la mesa de los dueños de la licencia, pero hasta el momento no se ha hecho por unos motivos muy concretos, que explica recientemente Strauss Zelnick, consejero delegado de Take-Two Interactive. En una reciente entrevista explica que el estudio tiene ciertas dudas sobre una posible adaptación de la licencia en Hollywood, especialmente debido a las pésimas adaptaciones que han tenido otras licencias de éxito.

 

Para evitar las malas adaptaciones, el directivo explica que "si llegásemos a hacer algo así, querríamos tener el control creativo completo para asegurarnos de que la película exprese lo que queremos justo de la forma que queremos". Por tanto, para asegurarse este control, la película debería estar producida completamente por Take-Two Interactive. Obviamente no tendrían problemas de dinero para hacerla, pero es un negocio al que no se dedica la editora: "si bien tenemos un balance estable en términos económicos, no tenemos la experiencia corporativa para hacerla".

Strauss Zelnick comenta que sólo un pequeño porcentaje de creativos de Take-Two proceden del mundo del cine, incluyéndose a él mismo, y que cuando hablamos de una marca tan potente como Grand Theft Auto, ninguna empresa debería jugarse el prestigio de su licencia por hacer algo que ni siquiera se contempla en su negocio principal.