Son muchos los jugadores que al pensar en títulos de rol no pueden olvidar el gran paso de Vampire: Bloodlines. Un sorprendente juego donde el estilo RPG se presentaba de una forma un poco diferente a la esperada, aunque este llegaba cargado de errores que no acababan de permitir que la experiencia fuese tan satisfactoria como debía. Pero los responsables de esta secuela están decididos a corregir esos errores del pasado para traer consigo un renovado estilo.

Entre esos cambios han decidido variar el sistema de combate que, en esta ocasión, estará basado en el fantástico Dishonored. Según ha declarado uno de los altos cargos de Paradox, Florian Schwarzer, en Vampire: The Masquerade - Bloodlines 2 han basado el sistema de combate en la idea de que el personaje es el arma. No manejamos a un agente antiterrorista que necesita un gran arsenal, sino que nosotros seremos “el tipo duro”.

Una idea que les ha llevado a pensar en muchos cambios

Vampire: The Masquerade - Bloodlines 2 | Paradox Interactive

Tal y como confirma el director, el equipo de desarrollo se ha visto obligado a pensar en la diferencia de poder entre un vampiro y un humano, ajustando así la velocidad, la forma de moverse e incluso la contundencia de los golpes. Tal es el poder, que incluso en el inicio, cuando todavía se es un novato dentro de este mundo, matar a un humano será algo realmente sencillo. Por ello, han pensado en el combate de forma que se note esa gran diferencia de poder. Atacar a un vampiro con un arma de fuego será algo efectivo para ralentizarlo, pero no será tan efectivo acercarse y rajarlos.

Habrá muchas opciones a la hora de enfrentarse a esta acción, incluyendo evitar el combate y, dependiendo de la especialidad, poco a poco se notará cómo se afina la eficacia en la lucha. Y es que, aunque no puedas ver los movimientos de tu vampiro al ser un título en primera persona, confirman que han animado con gran realismo cada uno de los ataques para que el jugador tenga la sensación de estar ejecutando realmente esos golpes. Un estilo que les ha inspirado Dishonored y su variado sistema de combate, lo que el equipo ha tenido en mente desde el principio.

Os recordamos que Vampire: The Masquerade - Bloodlines 2 estará disponible en PC, Xbox One y PlayStation 4 en 2020.