La intención de Phil Spencer es la de convertir la marca Microsoft en algo cada vez más fuerte, algo que se ve con su trabajo en Asia y como trata de demostrar las grandes ventajas de sus productos. En esta ocasión, sus pasos le han llevado a hablar con la revista Famitsu para explicar los planes que tienen para el futuro de su generación de consolas y el objetivo que realmente tienen fijado.

Tal y como indica el propio Spencer, la idea de Microsoft con Xbox Scarlett no es la de centrarse únicamente en los gráficos, sino que su intención es la de lograr ofrecer algo nuevo en lo que respecta a lo que los jugadores llegan a sentir al jugar. Para ello, necesitan centrarse un poco más en el verdadero poder de la CPU, en el almacenamiento, en el ancho de banda de la memoria y, por supuesto, en la potencia de la GPU.

Una consola que buscará marcar un antes y un después en el sector de los videojuegos

Xbox Scarlett | Microsoft

Según menciona Spencer, con Xbox One X ya consiguieron cumplir el objetivo de una consola que ofrece una gran fidelidad visual en los videojuegos y, por ello, ese no es su objetivo con la próxima consola. De hecho, en lo que respecta a esta consola, son capaces de conseguir ofrecer resoluciones 4K hasta en los títulos más exigentes, por lo que no sentirían ningún tipo de prisa a la hora de lanzar Project Scarlett si se centrasen exclusivamente en los gráficos.

Por el momento uno de los datos que no ha querido compartir ha sido el nombre oficial para esta máquina. Según explica, se guardarán el secreto un poco más. Lo que sí ha indicado es que ellos ya conocen el nombre oficial que tendrá la consola y que este ha sido puesto por un miembro muy conocido del equipo de diseño, aunque desean guardar un poco más el secreto para los aficionados.