Death Stranding es una de las más novedosas y frescas nuevas licencias que han aparecido en esta generación, un juego controvertido del que se hablará durante años en la industria del videojuego. Al equipo de Kojima Productions le ha venido muy bien desligarse de la saga Metal Gear Solid y buscar nuevos horizontes; el resultado es una aventura de mundo abierto que muestra ideas nuevas y poco usuales, que no resultarán familiares a todos los jugadores, pero que merecen una oportunidad por parte de los indecisos.

Si sabes a lo que vienes y ya conoces la obra de Hideo Kojima, no lo puedes dejar pasar; no te vas a encontrar un juego de sigilo o de tiroteos y coberturas, pero definitivamente algo huele a Metal Gear en todo esto. Si por otra parte, te atrae el aire a superproducción de Death Stranding, acércate con precaución, puede que sus largas partidas cruzando el mapa a pie para entregar paquetes no sean lo tuyo. Si eres capaz de abrir la mente y dejarte llevar por su particular jugabilidad, su narrativa y espectaculares interpretaciones te sorprenderán para bien; rayan al mejor nivel.

Death Stranding | Sony

Un género totalmente nuevo

Algo que siempre ha destacado su creador es que este título no puede ser etiquetado como un único género. No se trata de un juego de acción, de sigilo, ni tampoco es un juego de terror. Death Stranding es algo que va mucho más allá, un género totalmente nuevo que parece coger algunas de las características propias de cada uno de los géneros para transfomarlo en algo totalmente nuevo. Algo que, aunque puede transformarlo en un elemento positivo, también lo convierte en un auténtico quebradero de cabeza para muchos jugadores.

Es un juego que adorar u odiar en diferentes instantes. La mayor sorpresa es que habrá instantes donde la fascinación ganará la partida mientras en otras ocasiones la frustración irá un paso por delante. Sobre todo cuando el mundo abierto te invita a recorrerlo cargado de cajas y sin un vehículo a mano. Pero este no es más que uno de los pasos a dar antes de conocer la verdadera esencia de este asombroso juego.

Death Stranding | Sony

Una historia totalmente lineal

Aunque su historia pueda parecer que nos invita a recorrerla como queramos y en el orden que deseemos, nada más lejos de la realidad. El título de Kojima Productions nos presentará una historia lineal. Todo siguiendo un firme objetivo que será el de conectar América a base de viajar punto por punto. De este modo se nos presenta un juego que está dividido en regiones, las cuales tendremos que ir explorando en el orden que se nos marca, aún cuando podremos tener nuestros momentos de ir a ayudar a otros personajes y dejar un poco de lado la historia para, de este modo, evitar un desgraciado final de esos personajes que han conquistado nuestros corazones.

Finalmente, en lo que respecta a su jugabilidad, el título sorprende al dejar de lado esa acción a la que tan acostumbrados estamos para dar paso a unas mecánicas poco comunes; de algún modo el juego nos dará la sensación de ser un simulador de exploración, aún cuando guarda grandes rasgos en su interior. Sobre todo cuando esto se combina a la perfección con un online que está muy bien integrado puesto que, aunque no podemos ver a otros jugadores, sí dejarán una pequeña aportación. Una huella en un mundo que está preparado para ser conectado.