Análisis

Análisis

Grand Theft Auto V

Ya está aquí GTA V, el juego más esperado del año o incluso se podría decir que de la generación, y viene dispuesto a arrasar con todo.

 

GTA V
GTA V | Defcon Play

Se ha hecho de rogar, pero ya está entre nosotros Grand Theft Auto V. El que apunta a ser un nuevo hito en la historia de los videojuegos, viene dispuesto a arrasar con todo, con todos los mundos abiertos que hayamos visto hasta ahora, sentando un nuevo listón a superar en el género sandbox. Y lo hace, no por ser lo más revolucionario, sino por la atención al detalle digna de un producto de Rockstar.

GTA V es todo lo que ya conocíamos de la saga, mejorado con la experiencia de Rockstar a lo largo de los años y de muchos grandes éxitos, y multiplicado por tres. Tres es el número de protagonistas que tendremos que manejar entrelazando sus historias, con tres personalidades completamente diferentes a todo lo que habíamos visto antes. Y tres son los estilos de vida distintos que viviremos, que sirven para hacerse una idea de cómo están las cosas en el mundo hoy en día gracias a una fina parodia a modo de crítica de todo lo que nos rodea. El juego critica temas tan comunes como la obsesión por la moda y los ridículos televisivos, los smartphones, las redes sociales con parodias a Facebook, Tweeter o, incluso, Instagram.

Podíamos haberles cogido cariño a Niko, a CJ, a John Marston, a Tommy Vercetti, a Luis López y muchos otros personajes creados por Rockstar, pero no menos aprecio les tendremos a Franklin, Michael y Trevor, a pesar de que el juego no tiene ningún complejo a la hora de demostrar que son egoístas y despiadados. Todo jugando constantemente con la doble moral a la que ya nos tienen acostumbradas series y películas en las que el bueno no es tan bueno, pero aún así nos atrae.

El juego está perfectamente calibrado para que tanto acción como conducción como todo lo que queramos hacer fuera de las misiones sea algo divertido de hacer

Michael es un padre de familia fracasado, adinerado y alcohólico, que ha intentado dárselo todo a su mujer y sus hijos en forma de dinero y posesiones materiales. Pero, como ya se sabe, eso no puede acabar bien. Con una mujer infiel, una hija que quiere acabar en un reality show y un hijo drogadicto y adicto a los juegos online, todo acaba explotando en las sesiones con su psicoanalista. Franklin, por otro lado, parece un chico honesto, del barrio, amigo de sus amigos. Un joven cabal que sólo quiere ascender para no tener que pasarse toda la vida robando coches, que acabará... Robando coches caros. El tercero en discordia, Trevor, es un caso especial que no se puede catalogar con ninguna de las muchas palabras que le dirigen en el propio juego; desde psicópata a loco pasando por muchos otros matices intermedios. Y lo es, pero en el fondo es entrañable, o Rockstar consigue que nos lo parezca porque, sencillamente, pasamos un rato divertido con él.

Porque si de algo más que de un mundo abierto y de una gran historia llena de dobles morales trata Grand Theft Auto V, es de diversión. El juego está perfectamente calibrado para que tanto acción como conducción como todo lo que queramos hacer fuera de las misiones, incluyendo hacer yoga, jugar a tenis, a golf, montar en bici o tirarnos en paracaídas, sea algo divertido de hacer. El juego consigue el equilibrio perfecto entre el realismo y la diversión que no lo convierte en un simulador complejo de ninguna de sus actividades, pero hace que no todo sea cuestión de darle a un botón para avanzar.

Los Santos, esa ciudad que pretende ser una réplica ficticia de Los Angeles, es una ciudad llena de vida en todos sus distritos, desde la zona de negocios con sus altos rascacielos a los distritos marginales, pasando por las viviendas de los ricachones en una imitación de Beverly Hills, llegando incluso a un vasto desierto al norte de la ciudad, pasadas las montañas. Gracias a que podemos cambiar de un personaje a otro en cualquier momento con sólo pulsar un botón, en cuestión de segundos podemos plantarnos en otra parte de este gigantesco mundo abierto, viviendo otra vida que terminará por entrelazarse con las del resto de personajes para planear grandes golpes con los que hacerse millonarios.

Rockstar no sólo ha conseguido que su juego sea el más deseado, sino que Grand Theft Auto V ya es uno de los grandes candidatos a juego de la generación, gracias a toda su ambición, a su atención al detalle, y cómo no, a hacer una experiencia de juego redonda que aprovecha todo lo que han aprendido con el paso de los años y con muchos grandes juegos a sus espaldas.

Víctor Junquera | Madrid | 17/09/2013

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.