Neox Games » Noticias » Lo + Curioso

FINAL SORPRENDENTE

Este es el corto sobre superación y videojuegos que ha emocionado a todo el mundo

Aunando videojuegos y la adicción a éstos, el cortometraje ‘The Present’ recoge una historia emotiva de superación.

Publicidad

Defconplay | Madrid
| 07.02.2018 16:36

Pixar no es la única compañía que sabe hacer cortometrajes de animación. Un buen ejemplo lo encontramos en animadores 3D que, por su propia cuenta, son capaces de realizar auténticas joyas que pasan a la posteridad. Desde su calidad técnica pasando por una historia que en apenas 5 minutos son capaces de hacernos saltar las lágrimas.

Este es el caso de Jacob Frey y su corto The Present. Con una duración de algo más de 4 minutos, el proyecto que en un principio fuera proyecto final de carrera para la Academia de Cine Banden-Wüttemburg, se ha convertido en un auténtico fenómeno desde su estreno, tanto es así que se ha llevado multitud de premios alrededor de todo el mundo.

The Present | Jacob Frey

The Present está basado en un cómic del brasileño Fabio Coala, y que el propio Jacob ha decido adaptar a una versión 3D. La sinopsis del corto, sin llegar a entrar en spoíler, la podríamos resumir en: un niño es adicto a los videojuegos, dado que en el pasado ha perdido una pierna y se ha "refugiado" en ellos. No obstante, esto no impide que sus padres le regalen una mascota, concretamente un perro al que le falta una pata. El cariño del animal por el joven despertarán en él sentimientos y sensaciones que creía olvidados.

“He intentado encontrar el equilibrio perfecto en las emociones. Terminó siendo mucho más sutil que el cómic”; destacaba el Frey. El talento del chico no ha pasado por alto para algunas de las compañías importantes de la animación. De hacer prácticas en Walt Disney Animation Studios, Jacob ha llegado a trabajar para la película La Vida Secreta de las Mascotas y con ello en Illumination Entertainment.

The Present | Jacob Frey

La adicción a los videojuegos y sus problemas

Por mucho que nos gusten los videojuegos, la adicción con éstos y pasar demasiado tiempo pegados a la pantalla puede desembocar en consecuencias que, por supuesto, nos harían más mal que bien.

Un estudio realizado ha demostrado que los jugadores que pasan largas horas frente a la televisión son más propensos a desarrollar serios problemas de espalda, incluso más que los adictos a los programas de TV. Aunque pueda parecer mentira, este dolor no se queda sólo en eso, sino que además nos impide dormir de forma correcta, o como apunta el estudio, sentirnos más cansados e incluso infelices.

Daño en los ojos | Defconplay

El daño en los ojos es otro de los grandes problemas que pueden ocasionarnos los videojuegos si pasamos demasiadas horas frente a ellos. Denominado también como CVS (Computer Vision Syndrome), el estar frente a nuestro monitor o TV durante larguísimas horas puede no solo cansar los ojos, sino también ocasionar serios daños en ellos. Aunque estemos en una sala bien iluminada - siempre la mejor opción - descansar la vista durante cada hora de juego es lo recomendable.

La obesidad tampoco se queda atrás. No movernos del sillón, pero además ingerir todo tipo de comida nada saludable puede acelerar este proceso.

Transformando posibles problemas en ventajas

No obstante, este no es un problema inherente a los videojuegos, sino al uso que los jugadores hacen de ellos, y en el caso del público jóven, de la supervisión que los padres hacen de las horas de juego de sus hijos. Ya lo hemos hecho alguna vez, pero no está de más volver a insistir en la importancia de la supervisión paterna.

Hoy en día tenemos además ejemplo contrarios. Juegos que a día de hoy nos incitan a “movernos” como por ejemplo los publicados para Kinect, Wii, PlayStation Move en los que podemos bailar o hacer deporte.

Además estas evoluciones tecnológicas, aportadas por el sector de los videojuegos, son utilizadas cada día en sanidad y educación para mejorar la vida de personas enfermas o educar de una forma distinta a nuestros hijos. Ya hemos visto en el pasado como varios centros de rehabilitación utilizaban Kinect o Wii como herramientas para mejorar los procesos, o como Nintendo DS asaltaba las aulas de los más pequeños para reforzar el inglés o las matemáticas.

También existen otras iniciativas basadas en videojuegos para mejorar la calidad de vida de niños hospitalizados, como la española Juegaterapia, por lo que podemos concluir que pese a los riesgos de una falta de supervisión, los videojuegos aportan algo muy positivo a nuestra sociedad.

Publicidad