Las fuerzas y cuerpos de seguridad de nuestro país llevan años utilizando las redes sociales para mostrar su labor y, en muchos casos, realizar advertencias o anuncios a la sociedad. Las redes sociales están repletas de millones de personas en nuestro país, así que es importante que también la policía tenga presencia en ellas. Ayer una publicación de la policía se hacía viral; en ella un antidisturbios asignado a un evento deportivo posaba en una fotografía con la frase "En los grandes eventos deportivos velamos por tu seguridad y la de todos, para que puedas disfrutar viendo a tu equipo".

Lo interesante de la fotografía es que el policía llevaba un arma de grandes proporciones que muy pocos habían visto con anterioridad. De hecho su tamaño es tan desproporcionado que los usuarios no dudaron en encontrarle parecidos, también en el mundo de los videojuegos. "Está guapa la pistola del Fortnite" o "no recuerdo que hayan metido esa arma en el Fortnite", respondían varios usuarios en Instagram al ver la publicación de la Policía Nacional. "Ni con el Call of Duty tengo una de esas", comentaba otro haciendo alusión al videojuego bélico de Activision. Incluso llegaron a compararla con armas futuristas o pistolas de agua.

Pero ni es un cosplay de un videojuego ni una pistola de agua exagerada. Vistos los comentarios que provocaron esta "pistola del Fortnite" según la bautizó un usuario, los responsables de redes sociales de la Policía Nacional han realizado una segunda publicación en donde se explica exactamente para qué sirve este gran arma y cómo se utiliza. "El rifle anti-drones es una de las armas más sofisticadas de la Policía Nacional y sirve para neutralizar drones que sobrevuelen espacios protegidos", aclaran en su segunda publicación.

En la explicación puede verse al mismo agente desde otro ángulo. En cierto sentido tiene mucho que ver con las armas futuristas que vemos en videojuegos, ya que la policía explica su peculiar funcionamiento: "dispara un rayo invisible que neutraliza el contacto del vehículo aéreo no tripulado con su dueño. De esta forma la Policía se hace con el poder de ese dron intruso, desviándolo a una zona de seguridad".