Neox Games » Noticias » Lo + Curioso

MAYORES DE 16

Un juego sobre masturbación llegará a Nintendo Switch

El objetivo del jugador es masturbarse en la parte trasera de un coche que le acaba de recoger en plena carretera.

Publicidad

Aunque las plataformas de Nintendo siempre han estado relacionadas con los juegos para todas las edades y los juegos para niños, lo cierto es que desde que las consolas tienen tiendas digitales abiertas a todas las desarrolladoras, a las consolas pueden llegar proyectos que no son precisamente para los más pequeños. Y no hablamos sólo de juegos violentos o con temáticas maduras, también hablamos de juegos de temática sexual.

El último de los ejemplos es Don't Get Caught, un juego que Nintendo no promociona en su web oficial pero sí aparece en el buscador de eShop, y que llegará el próximo 13 de julio a la consola. "Un juego de sigilo en primera persona tonto y terrorífico", comentan sus creadores en la sinopsis, alfo que hasta aquí no extrañaría a nadie. Pero continua: "Haces autoestop y entonces viajas con un conductor y con una muñeca espeluznante. Durante el viaje tienes esa sensación alocada de hacer algo inapropiado".

Y es ahí donde reside la idea del juego, en ese suceso alocado al que te enfrentarás como jugador... El juego trata de hacer lo que los ingleses llaman una "danger wank" o "paja del peligro", es decir, una masturbación en la parte trasera del coche que ha recogido al personajes, pero sin que el resto se enteren. En la descripción del producto no se menciona explícitamente la masturbación, pero sí, el juego trata sobre ello.

Don't Get Caught | Ultimate Games

Lo que sí vemos en la ficha de la descripción es que "las escenas del juego incluyen actividades sexuales que son inapropiadas para audiencias jóvenes", con una recomendación de edad superior a los 16 años. Desarrollado por MrCiastku y distribuido por Ultimate Games, un vídeo muestra cómo el personaje del jugador se sienta en la parte trasera de un coche e intenta masturbarse con fotografías extrañas tomadas por una Polaroid.

Al mismo tiempo, todo en el coche tiene un aspecto turbio, incluyendo la típica muñeca de porcelana de las escenas de terror que nos mirará fijamente.

Publicidad