Sea of Thieves es uno de los videojuegos de Xbox One más exitosos del momento, aunque ya lleva bastante tiempo en el mercado, es uno de los máximos exponentes del Xbox Game Pass. Son muchos los jugadores del servicio que pagan sus cuotas con el objetivo de disfrutar del título multijugador de Rare, que sigue creciendo en posibilidades y funcionalidades con el tiempo.

Es por ello que los desarrolladores de Sea of Thieves realizan de forma habitual directos presentando algunas de las novedades que llegarán próximamente al título. Uno de los más recientes fue la presentación de Pirate Emporium, que llegará próximamente al título y que permitirá a los jugadores poder comprar objetos piratas con dinero real, así como tener mascotas y otras novedades.

 

En la presentación hizo acto de aparición Antonio, un pequeño mono que amenizaba el directo junto a los desarrolladores de Sea of Thieves. Lamentablemente el simio no se encontraba bien y a mitad del directo se subió a los hombros de uno de los responsables, concretamente Jon McFarlane, para vomitar gran parte de la comida de su estómago. También tuvo problemas fecales... Por supuesto McFarlane se tomó con humor los problemas estomacales del mono y simplemente se limpió un poco los desperdicios para continuar con la presentación.

Hacia el final del vídeo parece que Antonio ya se muestra recuperado de sus problemas estomacales, ya que lo vemos disfrutando mientras devora una gran banana sobre la mesa del set. Pero seguro que los desarrolladores de Sea of Thieves se lo pensarán dos veces antes de invitar a animales a sus presentaciones del videojuego.