Lágrimas y emoción en la villa: familiares de lxs isleñxs aparecen por sorpresa

Publicidad

Neox » Programas » Love Island » Mejores Momentos

La crónica

Lágrimas y emoción en la villa: familiares de los isleños aparecen por sorpresa

La visita de los familiares de lxs isleñxs ha supuesto un chute de energía y de emoción, a tan solo un día de conocer cuál de las tres parejas es la ganadora de 'Love Island España'.

Los isleños se despiden de las dos parejas expulsadas: Cari y Moure y Marina y Pedro entre abrazos, discursos y mucha emoción. Las 3 parejas que quedan en la villa se reúnen en la mesa cuando, de pronto, suena el teléfono: se trata de la madre de Bea, y todos reaccionan gritando y llorando con euforia.

Cita en el acuario entre Adele y Jovan

Llega entonces un mensaje para Adele y Jovan: Como premio por ser la tercera pareja finalista de 'Love Island', se van al acuario de agua salada más grande de Europa. Les entra un subidón importante a todos, especialmente a Adele y Jovan que llevan unas horas de emociones a lo loco.

Saúl y Miguel tienen una conversación en la cocina en la que hablan de nostalgia, del miedo a volver, de todo lo vivido. En general, las dos parejas que están en casa no dejan de plantearse la situación: lo extraño que les resulta que esta aventura termine y la cantidad de cosas que han pasado.

Frente a una espectacular vitrina con todo tipo de peces nadando, Adele y Jovan en una mesa para dos. Reiteran una y otra vez lo felices que están de haber llegado a la final, lo contentos que están por todo lo vivido, por haberse encontrado y por compartir estos últimos momentos con las otras dos parejas.

Saúl y Bea, atónitos ante sus familiares

La madre y la tía de Saúl entran en la Villa como lo más normal. La madre de Saúl le dice a Bea “eres guapísima”. Le comunican a su hijo y sobrino que toda la familia está encantada viéndole y que adoran a Bea.

Cuando están Bea y Saúl con su madre y tía, entran la madre y hermana de Bea. Ella grita y sale corriendo a recibirlas. Saludan a Saúl y las familias a su vez también se saludan para después irse cada uno con su familia a un lado del jardín.

Llegan los familiares de Celia y Miguel

Celia y Miguel están con la mosca detrás de la oreja y efectivamente entran en la Villa los padres de Miguel. El gallego se funde en un abrazo con sus padres, más emocionado que nunca. Ni siquiera puede hablar de la emoción.

En cuanto entran el hermano y mejor amigo de Celia, ella rompe a llorar y se lleva las manos a la cara. Miguel habla a solas con sus padres aprovechando que Celia está con su familia. Les dice que está muy bien con ella y ellos ven amor también en la relación. El hermano de Celia le hace entrega de un regalo, un amuleto para la final: unos pendientes con forma de delfín.

Cuando ya se han ido los familiares de las parejas, llegan Adele y Jovan muy felices y gritando tras su cita en el acuario. Los cuatro isleños deciden no contarles nada de las visitas de los familiares, para mantener la emoción y que lo vivan con la misma sorpresa que lo han vivido ellos.

Momento lacrimógeno de Jovan y Adele

Entran entonces la madre y hermana de Jovan y el isleño se vuelve loco. Les dice a su hermana y madre que a nivel personal está creciendo mucho y está siendo una experiencia increíble, que a todos los niveles le está abriendo los ojos.

Cuando entra la madre de Adele, ni una ni otra pueden hablar. Literalmente se rompen entre lágrimas y se funden en un abrazo. La presentación entre ambas familias también va sobre ruedas.

Llega la noche y suena entonces el teléfono rojo: “Alerta en la Villa, los fans ya están votando por la pareja que quieren que se convierta en la ganadora de la primera edición de 'Love Island'”.