Tensión, conflictos y nuevas estrategias: Adele y Jovan estallan ante Celia y Miguel

Publicidad

Neox » Programas » Love Island » Mejores Momentos

La crónica

Tensión, conflictos y nuevas estrategias: Adele y Jovan estallan contra Celia y Miguel

Un comentario de Adele sobre Celia pone patas arriba la convivencia entre las parejas, enfrentándose las dos isleñas junto a Jovan y Miguel.

Amanece en la Villa y se nota la tensión y puede ser un día complicado. Moure dice de hablar con Miguel, porque cree que últimamente está demasiado protagonista. Celia pregunta al resto de isleños a qué pareja ven ganadora y rápidamente Saúl señala a Adele y Jovan.

Jovan dice que Moure y Cari son una pareja fuerte, que están ganando muchos puntos a su manera, porque el amor de la amistad hay que tenerlo en cuenta. Esto provoca una discusión en la que Miguel y Celia dicen que esto es 'Love Island', se viene a buscar el amor. Por lo bajini, Adele le dice a Jovan cuando éste intenta calmar a Adele: “Es que no tolero su presencia”, con tan mala suerte de que Celia lo escucha.

Por otra parte, Adele, Jovan, Cari y Moure, hablan sin tapujos sobre Celia: se quejan de que es muy egocéntrica y que ha entrado aquí para ganar y que se nota mucho quien ha entrado con humildad simplemente para vivir la experiencia.

Al fin se encuentran Adele y Celia y la valenciana le pregunta por la frase que ha dicho de que "le incomodaba su presencia". Adele le dice a Celia lo que piensa de ella de una manera muy directa y un tanto brusca. Seguidamente Celia le cuenta a Miguel envuelta en lágrimas su conversación con Adele. En paralelo, Adele y Jovan hablan también del tema sentados en una hamaca.

Los isleños eligen a la pareja con más futuro fuera de la villa

Le llega entonces un mensaje a Marina: deben elegir a la pareja que creen que tiene más futuro fuera de la Villa y cada pareja tendrá que tomar su decisión individualmente.

Tras algunas dudas por parte de varias parejas, finalmente los isleños determinan por mayoría que Saúl y Bea son los que tendrían más futuro. Esto supone una decepción para Celia y Miguel que se veían como la pareja claramente con más futuro de la Villa.

Tras ser la pareja ganadora, Bea y Saúl disfrutan de una cita en el puerto de Mogán para descubrir los mejores paisajes de la costa de Gran Canaria. Además, la pareja recibe otro mensaje que les hace más felices si cabe: son oficialmente la primera pareja finalista de 'Love Island España'.

Adele y Miguel deciden hablar tranquilamente de lo sucedido con Celia. Miguel recrimina a la italiana que cada vez que Celia abre la boca. En paralelo, Celia habla con Jovan un poco más intransigentes que sus parejas. Celia se siente atacada porque Adele le haya dicho que le falta humildad.

En la cita de Bea y Saúl, hablan de su futuro: no saben si se establecerán en Barcelona, Milán o dónde. Saúl dice que es probable que les toque viajar mucho y que le va a costar asentarse en un sitio y más con pareja.

Suena el teléfono rojo informando a los isleños de que los fans ya han votado sobre la pareja con más futuro fuera de la villa. Marina y Pedro ven su historia lo suficientemente sólida como para postularse a ser finalistas. Adele y Jovan, no se quieren hacer ilusiones, pero intuyen que son muy queridos por los fans, opinión que también comparten Bea y Saúl.

Primera y segunda pareja finalista: Bea y Saúl y Celia y Miguel

Por otro lado, Adele comenta lo ocurrido y pide perdón a Celia no por lo que ha dicho sino por las maneras de decirlo. Celia viene a decir que no se va a poner a su altura.

Llega la noche y los isleños van a Fuego. Le llega entonces un mensaje a Celia: "Los fans de 'Love Island' han decidido que sois la pareja con más futuro fuera de la villa, y por tanto, os convertís en los segundos finalistas de Love Island España”. La enfermera llora de emoción y los demás se miran de manera cómplice, aunque siguen aplaudiendo y se les ve contentos por sus compañeros.

Además, como premio la pareja va a disfrutar de una cita de lujo en uno de los hoteles más exclusivos de Gran Canaria. El programa termina con un último mensaje que le llega a Bea: "Isleños, solo queda una plaza para la gran final y está en manos de los fans de Love Island".