En 'En busca de Duffman', la compañía cervecera decide crear un reality show para encontrar al reemplazo de Duffman, que se tiene que marchar para somerterse a una operación de cadera. Homer, que decide presentarse al concurso, se convertirá en el sustituto y descubrirá que la cerveza no es tan necesaria para pasar un buen rato como quería cuando le digan que, para desempeñar dicha labor, no puede beber nada.

En 'Mamá mirona', Bart se mete en un lío al estar involucrado, y cerca, de un accidente con una excavadora. Ante la falta de información, Marge decide que es hora de seguir a su hijo a todas partes hasta que decida confesar. Mientras tanto, Flanders consigue un perro cachorro, lo que despierta que Homer reflexione sobre el hecho de que siempre ha ignorado al Pequeño ayudante de Santa Claus. En otros episodios de la noche la familia amarilla comenzará sus aventuras desde el universo de Minecraft y harán referencias a sus propias versiones de Ikea o PlayStation. Además, se trasladarán a un futuro alternativo lleno de clones y guiños para 'Parque Jurásico' y 'Terminator'.