Mitchell coqueteó durante su infancia con el mundo del Karate y esto le pasa factura ahora que es adulto. Descubre lo que ocurrió cuando encontró sus nunchakus.

Es el cumpleaños de Mitch pero ni Haley Dunphy ni Alex ni Luke se han acordado, a pesar de que hace algún tiempo le prometieron un regalo muy especial. Mitch se presenta en casa sin avisar dispuesto a 'cobrar' su regalo así que los chicos deben improvisar.

Cam y Mitch han ido a hacerse un masaje juntos y este ha descubierto que no soporta los ruidos que hace su marido. Resulta que no es lo único que le incomoda.

Mitchell y Cameron están cansados de trabajar, de guardar el buen vino para una ocasión especial que nunca llega, de hacer lo mismo con el caviar... Por ello deciden dejarlo todo y dedicarse a vivir la vida. Este ha sido el resultado.

Cam y Mitchell han salido a cenar con sus amigos cuando Jay, el padre de Mitchell se presenta por sorpresa en el mismo restaurante. Al principio, Mitchell intenta evitarlo, pero los amigos acaban llamando a Jay para que se les una a la fiesta. Mitchell acaba sorprendido por la actitud de su padre.