Bella Swan siempre ha sido diferente a los demás, nunca le ha preocupado encajar con esas chicas obsesionadas por la moda de su instituto de Phoenix.