Jesús dice adiós a Love Island

Publicidad

Neox » Programas » Love Island » Mejores Momentos

La crónica

Jesús abandona la villa y la llegada de tres nuevas solteras pone en riesgo a las parejas

Jesús ha sido el elegido por los fans para ser el expulsado y Carla despotrica sobre sus compañeros. Yaiza, Marina y Cynthia hacen reflexionar a Miguel sobre su relación con Celia.

El fuego se convierte en un drama cuando, a través de sucesivos mensajes, todos lo isleños se enteran de que la expulsión está entre José y Jesús. Uno de ellos acumula más del doble de votos que el otro. Todos se miran con complicidad, dando a entender que el pobre José se va ya mismo.

Pero entonces llega un último mensaje, concretamente a Carla y su reacción es tirar el móvil: Jesús es el expulsado. No solo no se lo espera, sino que repite llorando a lágrima viva una y otra vez que ellos son los únicos de verdad y que son todos unos falsos.

Algunos de ellos en la cocina se plantean por qué los fans han votado a Jesús, y Pedro, que conoce toda la información de fuera tras su reciente incorporación, aclara que ha caído mal desde el principio. Mientras, Carla repasa sus fotos con Jesús junto a su fiel amiga Celia. La valenciana le dice literalmente que tienen que “desenmascarar a la gente”, porque son muy falsos en la villa.

Tres nuevas solteras revolucionan a los isleños

A la mañana siguiente, las chicas reciben un mensaje: se van de excursión a descubrir una parte de Gran Canaria alejada de las rutas turísticas, lejos de la Villa. Con la villa solo para los chicos, reciben un nuevo mensaje: empieza la Pool Party.

Pero la fiesta de verdad comienza cuando entran tres solteras nuevas y todos se quedan alucinados: ellas son Yaiza, Marina y Cynthia. Las tres hablan de cómo ven a los isleños y como les han visto en el programa. Lo que más llama la atención es la imagen que tienen de Miguel, en cierto modo abducido por su relación con Celia. El que más triunfa entre las nuevas isleñas sin duda es él, que obviamente, se siente halagado.

Cuando están los isleños bailando con las nuevas solteras, llegan las chicas tras su jornada dedicada a los plátanos y alucinan con la situación. Pero hacen de tripas corazón y se suman a la fiesta. Para sorpresa de todos, Celia se muestra confiada como si le diera igual y todo le pareciera normal.

Cinthia habla con Saúl y con Miguel, que le dan a entender que le ha gustado mucho a los isleños. Tanto Yaiza como Marina se tildan a sí mismas de sinceras y transparentes y admiten que van a por Miguel delante de Celia, que va cambiando el gesto cada vez más seria.

"Verdad o mentira" desata enfados

Los isleños han montado un jurado popular: un juego en el que la protagonista es la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Se tienen que decantar por "verdad o mentira” sobre preguntas íntimas que se les va haciendo a uno de ellos, y los demás opinan si es verdad o mentira.

Las intuiciones de los isleños acaban poniendo a algunos de ellos entre la espada y la pared, sobre todo entre Jose y Nathalya, Miguel y Celia y Cari y Moure. Celia decide amañar una de las preguntas para Miguel, con el fin de descubrir si alguna de las tres nuevas solteras son verdaderamente una amenaza para su relación con el gallego.

Por otro lado, Nathalya y José tienen un acercamiento en la cocina. Es ella la que quiere hablar y le echa en cara a Jose que rompieron y que le ha faltado tiempo para acercarse a las nuevas. Jose, sin dan crédito, le queda claro que la isleña pretende volver con él por estrategia, ya que la llegada de nuevos isleños e isleñas hace peligrar que alguien les elija y por tanto su permanencia en la Villa.

Miguel, con tres nuevos frentes abiertos

Miguel se reúne con las tres nuevas. ¡Con las tres! Le recriminan que de alguna forma está cohibido por Celia y no se muestra tal como es. Él se reflexiona esos comentarios y saca como conclusión que si los fans de 'Love Island' tiene esa imagen de él no quiere seguir adelante con la relación.

En paralelo, Celia con los isleños a su alrededor, explica su situación: quiere que Miguel sea claro. No quiere pedirle explicaciones, si no que salga de él contar cómo está en cada momento y qué quiere con ella y/o con las otras.

De alguna manera Miguel deja abierta la posibilidad de que las nuevas le elijan y comenzar una nueva pareja, pero reconoce que él nunca dejará a Celia.