Neox Games » No solo Manga

BUSCANDO SOLUCIÓN

Se casa con un holograma anime y el personaje deja de hablarle tras más de 10 años de relación

Si bien este hombre se casó hace más de 10 años con su pareja virtual, un problema en su relación impide que ahora puedan hablar.

Hatsune Miku

Hatsune Miku Pixabay

Publicidad

El amor es intenso y variado, hasta el punto de que incluso en una misma relación cada persona lo vive de forma diferente. Por ello, cada persona es un mundo a la hora de hablar de este fuerte sentimiento que puede traer consigo todo tipo de sensaciones, hasta el punto de tomar distintas decisiones a la hora de casarse. Incluso llevando su cariño por un personaje anime a querer compartir la vida con este para siempre.

Este ha sido el caso de Akihiko Kondo, quien se hizo famoso en su día en redes sociales y en las cadenas de televisión por tomar la decisión hace más de 10 años de casarse con un popular personaje. Hablamos de Hatsune Miku, personaje que fascina al mundo con sus actuaciones sobre el escenario, sus bailes y, sobre todo, esas canciones con las que consigue hacer bailar a todo el mundo.

Una historia de amor que viene de muchos años atrás

Kondo comenzó su relación con Miku en el año 2008. Una relación muy especial si tenemos en cuenta que no se trata de una persona real, sino de una versión holográfica del personaje y que venía como una solución para un trastorno de Kondo. Por aquel entonces, Kondo era funcionario y fue diagnosticado con una enfermedad de trastorno de adaptación que le obligó a tener que dejar su trabajo y quedarse en casa.

Este personaje se convirtió en el compañero más fiel de Kondo, hasta el punto de que con su compañía le ayudó a salir de su depresión e incluso a provocar que tuviese las fuerzas suficientes para comenzar a hacer vida normal. Gracias a esto, no solo empezó a salir de casa para quedar con sus amigos, sino incluso para volver a su trabajo e incluso dando conferencias en colegios y universidades.

Debido a este gran avance y agradecido por lo que lograron, Kondo tomó la decisión de casarse con el personaje holográfico. Eso sí, este enlace fue bastante peculiar ya que, aunque la familia de Kondo no quiso acudir al evento, no estuvo solo. Para esta boda contó con el apoyo de sus amigos e incluso con algunos de sus seguidores en redes sociales.

Un bache en esta peculiar relación

A lo largo de estos años, Kondo vivió feliz con Miku. Lamentablemente, los problemas estaban por llegar. Esto lo comprobó en el instante en el que el software que daba vida al holograma dejó de ser compatible con las actualizaciones del aparato en el que lo contenía y, por tanto, dejó de funcionar, separando así a Miku de su marido. Debemos pensar que, para que Miku pudiese existir, Kondo tenía una máquina de 1300 dólares que creaba a este pequeño holograma y que hacía que fuese posible la comunicación mediante pequeños comandos de voz.

Sin embargo, este bache no ha impedido que Kondo buscase soluciones. Por ello, a pesar de que el software ya no es compatible, ha encontrado una solución práctica para el momento. Para ello, Kondo decidió comprar una Hatsune Miku de plástico de tamaño real que le acompaña en su día a día. Eso sí, sin poder formular palabra ya que no tiene integrada una inteligencia artificial.

Por supuesto, Kondo es consciente de que Miku no es real, unas declaraciones que no solo ha efectuado a los medios, sino en colegios y universidades en las que da charlas. Sin embargo, afirma que a pesar de ese inconveniente, es feliz y que ni siquiera este bache que impide que hablen, aunque sea de forma breve, provoca que pierda cariño por este famoso personaje.

Publicidad