Neox Games » Cultura Gamer

DIFERENTES TRADICIONES

A Corea del Sur no llega el Ratoncito Pérez cuando se cae un diente pero sí tienen su peculiar tradición

Os contamos qué es lo que hacen los niños chinos, japoneses y coreanos cuando pierden un diente de leche.

Dientes

Pixabay Dientes

Publicidad

El Ratoncito Pérez es probablemente una de las tradiciones más nombradas en todas las familias, al menos si tienen niños pequeños que están en la edad de perder los dientes de leche. Sin embargo, como suele suceder, se trata de una tradición que conocemos en España y en algunos otros países europeos o latinos, pero no todo el mundo comparte al 100% esta leyenda. Según en el país que estemos, las tradiciones pueden variar mucho a las que estamos acostumbrados.

Como sabéis, la tradición sigue el mismo ritual que el caso del Hada de los Dientes de los países germanos (nada que ver con la película de terror). Cuando a un niño se le cae un diente de leche debe ponerlo debajo de la almohada y, mientras duerme, estos personajes mágicos como duendes, hadas o ratones, se lo cambiarán por dulces, monedas o regalos. El origen más probable del ratoncito y su enlace con un hada proviene de un cuento francés del siglo XVIII de la baronesa d’Aulnoy: La Bonne Petite Souris.

Los países asiáticos, por norma general, tienen una cultura y tradición muy diferente a la occidental. Esto hace que no tengan costumbres similares a las nuestras, cómo la del Ratoncito Pérez y el Hada de los Dientes. Sin embargo, esto no quiere decir que los niños no hagan nada cuando se les cae un diente. Os contamos qué es lo que hacen los niños chinos, japoneses y coreanos cuando pierden un diente.

Dientes | Pixabay

En Japón

En el país del sol naciente, los niños realizan un ritual muy curioso. Todo depende del lugar del que se haya caído el diente. Si el diente ha caído del maxilar superior, se lanza al suelo. Por otro lado, si el diente procede de la mandíbula, se lanza al aire. Esta tradición tiene el propósito de que los dientes nazcan fuertes y sanos en la dirección en la que se ha lanzado el diente de leche.

En China

En China, por su parte, los dientes del maxilar superior se ponen a los pies de la cama y los dientes de la mandíbula, en algún lugar cerca del techo. Los niños creen que la colocación cuidadosa de sus dientes perdidos ayudará a que los nuevos crezcan más rápido.

En Corea del Sur

Posiblemente Corea del Sur es uno de los países más parecidos a los occidentales de toda Asia. Los ratones entran en escena. Los niños ponen sus dientes de la mandíbula en un lugar cercano al techo de la casa, y los dientes del maxilar superior debajo de las tablas o una alfombra del suelo. Es muy parecido a la China, pero el motivo cambia. Esta tradición anima a los nuevos dientes a crecer de forma continua durante toda su vida, como lo hacen los dientes de los ratones.

Publicidad