Pocas licencias del sector de los videojuegos reflejan tan bien una aventura en un mágico mundo de fantasía como The Legend of Zelda, para muchos la mejor franquicia de la historia. El universo creado por Nintendo y Shigeru Miyamoto, que ya cuenta con décadas de historias, se ha ido completando con lugares de cuento, personajes de todos los tipos y, especialmente, razas y criaturas sólo imaginables por los grandes genios creativos de Nintendo -la apodada Disney de los videojuegos-.

Otra empresa que domina la creación de mundos de fantasía, probablemente una de las mejores de la historia, es Studio Ghibli. Este es el estudio de animación japonés (anime) más importante de la historia de dicho sector, creando en las últimas tres décadas historias como El castillo en el cielo, Mi vecino Totoro, Porco Rosso, La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro, El castillo ambulante o Ponyo en el acantilado, entre muchas otras. Detrás de todas estas obras un genio, Hayao Miyazaki.

Es por ello que cuando estas dos empresas se unen, literalmente se crea magia. Lamentablemente para los fans de ambas, nunca ha ocurrido de forma oficial, si bien Nintendo estuvo a punto de realizar un juego con Ghibli y Miyazaki en el pasado, pero la apretada agenda del director japonés impidió la consecución de esta idea. Pero los artistas fans de Nintendo y fans de Ghibli a menudo suelen realizar proyectos que homenajean a ambas empresas, a menudo con un resultado fantástico.

 

En el pasado hemos visto animaciones fantásticas de The Legend of Zelda con el estilo de Studio Ghibli, pero ninguna ha tenido la duración y la calidad que vemos en esta última obra. Un fan ha querido imaginar y crear el tráiler de una película de la licencia de Nintendo creada por el estudio japonés, un tráiler fan de la adaptación anime de Breath of the Wild. Por supuesto, ¡se nos cae la baba! Cualquier fan desearía que esta unión fuese oficial, pero lamentablemente debemos conformarnos con la imaginación y el buen trabajo de este artista.