Neox Games » Cultura Gamer

NORMAS DE ETIQUETA

¿Cómo deberías responder si un ciudadano japonés te hace un cumplido?

En la etiqueta japonesa dicen que es de mala educación aceptar rápidamente un cumplido, así que siempre debemos tratar de restarle importancia.

Pareja japonesa

Pixabay Pareja japonesa

Publicidad

Si eres conocedor de la cultura japonesa sabrás que los nipones no son, por norma general, todo lo expresivos que solemos ser nosotros. Como latinos, tendemos a expresar nuestros sentimientos sin ningún temor, ya sean positivos o negativos, pero esto es algo que no se comparte tanto en otros países, como en el norte de Europa o Japón, sin ir más lejos.

Por ejemplo, es extremadamente difícil que un ciudadano nipón te haga un cumplido, ese nivel de confianza sólo se dará cuando tengas una relación de amistad duradera con alguien de dicho país (al menos que esté ya muy acostumbrado a tratar con occidentales). Este hecho, muy extraño, tiene sus propias normas de etiqueta en el país del sol naciente.

Cuando alguien te hace un cumplido en Japón la mejor respuesta es decir "sonna koto arimasen". ¿Por qué no sirve simplemente un arigatou gozaimasu? Dar las gracias no es suficiente, ya que en realidad "sonna koto arimasen" significa algo así como "para nada", es decir, restando importancia al cumplido. Los modales clásicos dictan que el elogio es algo que debe desviarse, de lo contrario estaría mal visto.

Joven japonesa | Pixabay

En la etiqueta japonesa dicen que es de mala educación aceptar rápidamente un cumplido, así que siempre debemos tratar de restarle importancia cuando nos los hacen. Por supuesto, no todos los japoneses son tan serios a la hora de seguir estas etiquetas y podemos decir que los jóvenes más o menos se despreocupan de estas normas tan peculiares.

De hecho, muchas personas en redes sociales niponas consideran, en un reciente debate, que es frustrante la idea de que un cumplido debe rechazarse inicialmente. Por ello, algunos usuarios ofrecieron sus propias alternativas que intentan combinar el tono humilde de sonna koto arimasen con la recepción del halago.

Podemos decir: Osoreirimasu (Gracias por tomarme en consideración), Anata mo (tu también), Sou ka na? (¿Tú crees?) o Sonna koto nai kedo ureshii desu. ¡Arigatou! (Para nada, pero me haces feliz. ¡Gracias!).

Publicidad