Neox Games » Cultura Gamer

INESPERADA DENUNCIA

La denuncia de un conductor de tren a su empresa y de la que todo el mundo habla en Japón

Compañía y conductor no encuentran un punto común ya que ambos se señalan como culpables de la situación.

Tren en Japón

Pixabay Tren en Japón

Publicidad

Son muchos los factores que hacen de Japón un destino tan deseado. Uno de los grandes motivos son los bellos paisajes que presenta y esos lugares que parecen sacados de un mundo de fantasía. Sin embargo, otro buen motivo son sus envidiables horarios puntuales en lo que respecta al transporte público, sobre todo para aquellos que usan los trenes a diario. Es debido a esta fama que se ha vivido una tensa situación con la compañía West Japan Railway Company y uno de sus conductores por un retraso… De un minuto.

Sí, suena fuerte y bastante extraño. Sin embargo, este retraso de un minuto ha llevado a que el conductor pida a la compañía un pago de 56 yenes (aproximadamente 45 céntimos) en salarios no pagados después de ese percance. Esto lleva a preguntarse, ¿cómo fue exactamente la situación vivida? La realidad es que parece incluso más de la película que la propia denuncia.

Un retraso de un minuto que se ha convertido en una gran batalla legal

Según explica el conductor, él tenía programado detener un tren vacío en la estación de Okayama, para ello, tenía que esperar para hacer el cambio. Sin embargo, cuando llegó el tren comprendió que había esperado en el andén equivocado, por lo que al llegar al correcto, el cambio entre conductores fue de dos minutos, provocando esto un retraso de un minuto en la salida y, como consecuencia, un retraso de un minuto en la llegada del tren a su estación correspondiente.

Tren en Japón
Tren en Japón | Pixabay

Este error llevó a JR West a retirar 85 yenes (aproximadamente 66 yenes) del cheque de pago de julio del conductor. ¿El motivo? Indican que el conductor no realizó su trabajo real en dos minutos que se retrasó el cambio del tren. Sin embargo, cuando el conductor llevó el asunto a la Oficina de Inspección de Normas Laborales de Okayama, la compañía redujo este tiempo a un minuto.

¿Quién es el verdadero culpable de la situación?

A pesar de ello, el conductor sigue sin creer que tenga lógica puesto que el error no ha causado ningún tipo de daño a la compañía ni produjo cambios en los horarios de los trenes ya que estaba completamente vacío. Por ello, el conductor decidió llevar el asunto al Tribunal de Distrito de Okayama. Para ello, ahora el conductor busca una compensación de 43 yenes (aproximadamente 0,33 euros) por lo que se dedujo por el retraso de un minuto, 13 yenes (aproximadamente 0,10 euros) en horas extra por el retraso y 2,2 millones de yenes (aproximadamente 17.127 euros) por la angustia mental causada.

Si bien el conductor no cree que su salario deba ser reducido puesto que el incidente sucedió en su jornada de trabajo, la compañía defiende el principio de “no trabaja, no se paga” con motivo de este recorte salarial. Por ello, se toma este movimiento como una “sanción” por un error humano. Y si bien la gente que conoce la historia es pone de parte del conductor, parece que el récord de puntualidad por parte de la compañía podría jugar en su contra en esta historia.

Publicidad