Si sueles visitar la casa de tu abuela o recuerdas estas visitas de cuando eras pequeño, sin duda en la mayoría de los casos tendrás un sentimiento de ternura y cariño. Recordarás lo bien que te trataba tu abuela y como, seguramente, te ponía kilos y kilos de comida en la mesa nada más entrar por la puerta -para luego recomendarte que hagas ejercicio...-. El bocadillo, pastelitos, dulces... ¡sin duda las abuelas españolas nos miman mucho!

Por supuesto lo mismo sucede con las abuelas japonesas, si bien los pasteles que allí puede ofrecerte una abuela son radicalmente diferentes a los nuestros. También es un tema cultural y de costumbres pero, sin duda, las abuelas niponas también miman a sus nietos y nietas. Esta es una lista de pasteles clásicos conocidos en Japón que seguramente las abuelas compran a sus nietos y nietas.

Yuki no Yado

Se trata de una galleta típica de Japón, pero una galleta hecha de arroz con leche condensada y crema de Hokkaido. Se trata de un dulce que llegó al mercado en 1977 y suelen venir con un recubrimiento blanco que parece nieve, motivo por el que también se las conoce como Snow Inn.

Pota Pota Yaki

Otras galletas de arroz de Kamata Seika cuyo lanzamiento en el mercado nipón se produjo en 1986. La imagen de estas galletas es una amable abuela nipona asando galletas, así que dentro de Japón ya son famosas como el típico dulce de abuela.

Nanbu Senbei

Un dulce creado en la ciudad de Hachinohe, situada en la prefectura de Aomori. Generalmente estas galletas son un postre típico de la región, que los turistas suelen probar. Son de textura crujiente y están hechas de trigo con añadidos como el cacahuete y los pistachos.

Lumonde

Entre la gama de galletas dulces Bourbon, sin duda las más conocida en Japón es Lumonde. Se trata de una galleta creada en el 74 formada por una especie de crepe enrollado y crujiente, con una fina capa de crema de cacao.

Salad oil

Desde 1970 se vende en Japón el dulce conocido como "salad oil", que son unas grandes galletas de arroz generalmente más suaves que otras galletas de arroz del mercado. Su textura es muy ligera, por lo que son apropiadas para niños y personas con dificultades para masticar.