Neox Games » Cultura Gamer

CON LIMITACIONES

La edad legal para ser adulto en Japón se reduce dos años, ¿qué opinan los adolescentes?

No disfrutarán de todos los derechos de los adultos: tendrán que seguir esperando para comprar alcohol o realizar apuestas.

Joven japonesa

Pixabay Joven japonesa

Publicidad

Ser adulto es mucho más que un simple número en un documento oficial... Algunas personas son completamente adultas a los 17 años, mientras que otras son aún niños con 30 años. Al final es una cuestión de madurez, sin embargo, es cierto que ante la ley y oficialmente las autoridades necesitan marcar una edad en la que considerar adulta a las personas. Esta edad es diferente en cada país.

Cada año a principios de enero Japón celebra el Día de la Mayoría de Edad, con ceremonias de felicitación para las personas que recientemente o pronto cumplirán 20 años. Por tanto, la mayoría de edad hasta el momento en Japón se consideraban 20 años, una norma que ahora cambiará. A partir del 1 de abril la mayoría de edad nipona se reduce a los 18 años, quedando finalmente establecida como en España y otros países europeos.

Sin embargo, existe un pero. Algunos de los derechos y privilegios destinados a los adultos seguirán sin estar accesibles para menores de 20 años en el país, como la venta de bebidas alcohólicas o participar en apuestas deportivas, por nombrar algunos ejemplos. Por tanto, no se trata de una medida completa, y ciertas actividades quedan restringidas. Sin embargo, si se les permitirá tener tarjetas de crédito, vivir solos, solicitar préstamos, etc.

Trabajadores japoneses | Pixabay

La reacción de los adolescentes nipones en una encuesta revela que la mayoría, 32% en el caso de las chicas y 48% en el caso de los chicos, están de acuerdo en que la edad legal de mayoría de edad se baje a los 18 años. Entre los cambios más conocidos sobre los derechos de ellos y ellas, destacó la edad a la que las mujeres y hombres pueden casarse, que sube de los 16 a los 18 años.

Pero en general la medida gusta ya que el objetivo está claro: dar a los jóvenes de 18 y 19 años el derecho a ser independientes desde el punto de vista económico y social. Los graduados de secundaria nipones tienen entre 18 y 19 años por lo que si no quieren seguir estudiando, podrían ponerse a trabajar y vivir independientemente de su familia.

Dado que la mayoría de los jóvenes nipones continúan con algún tipo de educación posterior a la secundaria, mientras disfrutan del apoyo financiero de sus padres, el cambio no tendrá un efecto perceptible en la sociedad nipona.

Publicidad