Desde pequeños nos enseñan que no debemos coger nada del suelo que no sea nuestro, por muchos motivos relacionados con la seguridad o con la posibilidad de meterse en un buen lío, pero cuando vamos haciéndonos mayores este principio generalmente lo olvidamos y la curiosidad gana la batalla. Sin embargo, si vives en Taiwán y ves un sobre rojo en el suelo, por mucho que pienses en que puede contener dinero, nunca lo pillarás.

De hecho, es curioso cómo la cultura juega a favor o en contra de un objeto como un sobre rojo, incluso entre países vecinos. Los sobres rojos en la cultura china se consideran un objeto de buena suerte, utilizados comúnmente en Año Nuevo para regalar dinero. Sin embargo en Taiwán puede significar algo muy diferente y mucho más espeluznante: una propuesta de matrimonio de un fantasma.

Esta advertencia fue publicada por el usuario @oogoda1 en las redes sociales y debatida por un buen número de usuarios nipones.

 

"Advertencia sobre los sobres rojos en Taiwán.

Ayer, vi un sobre rojo en el suelo. ¡Ten cuidado al pensar que es dinero gratis y lo celebras demasiado pronto! Es muy probable que sea una propuesta de matrimonio fantasma. El matrimonio fantasma es una tradición en la que una familia trata de encontrar un novio para su hija fallecida, y lo hacen colocando su foto y un mechón de su cabello en un sobre rojo. Si un hombre lo recoge, la familia creerá que es el novio de su hija fallecida y lo obligará a casarse con ella. Esta es la tercera vez que veo esto".

China es una de las culturas con más traiciones extrañas, siendo gran parte de la sociedad aún creyentes de este tipo de supersticiones. Por tanto, aunque pensemos en los sobre rojos como contenedores de prosperidad y dinero en efectivo, lo cierto es que en países como Taiwán su uso puede implicar una macabra tradición. Muchas personas no creerán en estas cosas, pero es mejor no tentar a la suerte, nunca mejor dicho…

De hecho, muchos usuarios en redes sociales niponas se mostraban preocupados por esta advertencia de su compatriota que vive en Taiwán: "¡Da miedo! Esto es aún más aterrador que una historia de fantasmas", decía uno de los usuarios, “soy taiwanés y cuando era niño recuerdo haber visto estos sobres en la carretera con bastante frecuencia, desde que vivía cerca de crematorios y funerarias”, comentaba otros.