Neox Games » Cultura Gamer

INCÓGNITAS

Precio, tradición y empresas funerarias: Los tres motivos por los que en Japón se celebran menos funerales

Hiromi Shimada expone tres razones principales por las que los japoneses han ido renunciando progresivamente a las prácticas funerarias.

Japón

Pixabay Japón

Publicidad

Hiromi Shimada es una especialista japonesa en religión y autora de un bestseller titulado “Los funerales no son necesarios”, que ha revelado tres razones por las que los japoneses celebran menos funerales. Los funerales tradicionales nipones tienen su origen en los rituales budistas, que constan de tres pasos: el velorio, la ceremonia y la cremación del difunto. Tres procesos que hoy en día, se han ido reduciendo y simplificando.

El primer motivo al que hace alusión Hiromi, es el precio. ¿Sabías que Japón tiene los funerales más caros del mundo? El coste medio de un funeral es de 2,31 millones de yenes (18.640 euros). Además, estos costes han aumentando debido a la dependencia de proveedores externos.

Antiguamente, los funerales eran un asunto comunitario ya que la comunidad proporcionaba gran parte de la ayuda: preparación de artículos funerarios, entierro de los fallecidos, recepción de los visitantes de lejos, etc. Debido al cambio de la población, estos grupos se han vuelto escasos y sólo residen en las regiones más rurales de Japón, mientras que el resto depende ahora de agencias funerarias o empresas de terceros.

Japón | Pixabay

En segundo lugar, la tradición de celebrar funerales se ha ido reduciendo. A finales de los 80, las celebraciones fúnebres solían ser muy elaboradas debido a la solidez económica que poseía el país nipón. No obstante, la sociedad ha ido cambiando, y ahora se opta por realizar funerales privados e incluso por un nuevo estilo llamado “chokusou”, en el que se incinera al difunto de forma inmediata sin velorios ni ceremonias. Estos pequeños funerales que se han ido haciendo más populares y se han adaptado entre los habitantes, evitan una gran cantidad de gastos como es el alquiler de la sala funeraria.

Por último, la falta de funerales patrocinados por empresas ha contribuido a este declive. El Japón de la posguerra solía involucrarse en la vida de sus trabajadores, tanto era así que las empresas supervisaban los funerales, proporcionaban la mano de obra y los fondos para llevar a cabo la ceremonia. Hoy en día, son menos las empresas que realizan esta práctica, dejando los gastos en manos de las personas y sus familiares.

Publicidad