¿Te acuerdas de la mítica goma rectangular que todos hemos usado para borrar el lápiz en el colegio? Lo cierto es que la tecnología ha evolucionado mucho pero, en lo relacionado a gomas de borrar, parece que durante décadas hemos usado los mismos artilugios para eliminar nuestras confusiones en los libros y las libretas. Ahora Japón ha realizado un importante avance en lo relacionado a gomas de borrar, y por supuesto hablamos completamente en serio.

Si pensamos en una deficiencia de las gomas de borrar convencionales, sin duda, diríamos que en muchas casos no puedes ver exactamente qué estás borrando al ser opacas. Los ingenieros nipones han pensado en como solucionar este problema y han creado las primeras gomas de borrar completamente transparentes, lo que permite ver lo que estamos borrando con mucha mayor precisión.

Seed es una empresa japonesa que lleva 50 años fabricando gomas de borrar y recientemente han presentado sus gomas transparentes, un logro que no ha estado falto de presupuesto y tiempo. Han necesitado cinco años de investigación y desarrollo para perfeccionar la fórmula de la goma, que no es áspera y demasiado dura como suele ocurrir con las gomas más diferentes. En este caso es una fórmula suave que no destroza el papel.

 

El efecto en el vídeo promocional es translúcido, con una cierta nubosidad, pero en realidad es más transparente de lo que parece -salen de la fábrica recubiertas con un polvo para evitar que se peguen entre ellas-. Por supuesto, un mal uso o la suciedad pueden terminar por emborronar un poco más la imagen, pero sin duda resulta sorprendente el vídeo de esta goma transparente.

La "Clear Radar" se vende en su versión grande por unos 1.2 euros por unidad, lo que no es caro para disfrutar de esta innovación en el terreno de las gomas de borrar... Por el momento sólo se vende en las tiendas niponas.