Neox Games » eSports

ANIVERSARIO POKÉMON

La evolución legendaria de Pokémon

Desde 1996 hasta 2021 la saga ha dejado grandes momentos en la que los fans esperan que nunca acabe este idilio con las criaturas de Game Freak.

Publicidad

Cuando vi un Pokémon con 5 años por televisión no me aparece otra sensación que esbozar una sonrisa y liberar un cosquilleo de emoción por todo el cuerpo. En una mañana fría de invierno ponía la caja tonta mientras desayunaba mi vaso de leche con galletas y disfruté por primera vez de un Farfetch’d el cual se dedicó a robar a Ash, Brock y Misty unas esferas que contenían todo tipo de animales y monstruos que nunca había visto. Así empezó mi amor por la saga Pokémon, pero al igual que yo millones de niños de los 90 se maravillaron con las criaturas de Game Freak.

Hoy, 25 años después, la compañía está de celebración y es que no muchas empresas de la industria pueden hablar de este extenso recorrido y menos en un tiempo donde nada es seguro ni se puede certificar un futuro prometedor.

Pokémon ha encandilado a varias generaciones en las que más de 1000 criaturas diferentes han crecido y evolucionando con el paso de los años. Disfrutando cada región, las aventuras del protagonista nos ha llevado a acabar con bandas mafiosas y realizar un crecimiento personal para ser el mejor del mundo que han hecho pasar horas y horas a todos los fans.

Desde su primera aparición en 1996 con las ediciones Rojo y Verde (Asia) y Rojo y Azul en el resto del mundo; las 151 primeras criaturas no han dejado más que un sinfín de anécdotas y rumores misteriosos en torno a los rincones que vestían Kanto. Según iban saliendo más Pokémon y nuevas formas de críalos, Pokémon seguía haciendo crecer su gran proyecto que reunía más fans y mantenía los que tenía. Esta historia de amor idílico ha tenido varios sin sabores y preguntas que han quedado en el tintero; pero en líneas generales la nota que se lleva la saga no baja del sobresaliente.

 

Kanto, Johto, Hoenn, Sinnoh, Teselia, Kalos, Alola y Galar visten el mundo en el que los Pokémon viven y nos hacen aprender de ellos aunque lo que las hace verdaderamente especiales es que cada una cuenta con su particular estilo y costumbres. Desde la tradición oriental por las calles de Ciudad Iris a la metrópoli de Ciudad Porcelana cada región se caracteriza por su estilo incondicional.

Asimismo, cada cartucho tiene su propia historia. El convertirse en Maestro Pokémon en los juegos clásicos, hacer el recorrido insular o enfrentarte en los estadios de Galar hace cada batalla única e inigualable. Estos combates han sido siempre la piedra angular sobre la que han girado todas estas tramas y de grandes a pequeños han aprendido a lidiar en contiendas donde se ha podido sudar la gota gorda como se recuerda el Miltank de Blanca en Ciudad Trigal.

Pero Pokémon no se ha convertido en el gran coloso que es a día de hoy sólo por sus criaturas, sus capturas y sus andaduras. El intercambio de estos entrañables compañeros entre las ediciones ha sido lo que ha hecho conectar a todos mediante el cable link al principio y hoy a través de Internet.

Del mismo modo, hemos crecido con el avance de la tecnología y por ello cabe aludir que aunque ahora la Nintendo Switch sea la que abandere el proyecto con unos gráficos excepcionales nadie puede dejar pasar desapercibida las variantes de la Game Boy. La histórica de Nintendo nos ha acompañado durante los 90 y 2000 gastando pilas y rezando porque no se apagase en mitad de la captura de Articuno o Suicune que tantas horas ha llevado conseguirlos.

 

Sin duda, pocos títulos pueden hablar de este romance que tiene Pokémon con sus fans. Tal es el punto que la gran mayoría busca poder volver a jugar por las tierras primigenias de Kanto antes que descubrir una región nueva por la nostalgia que abrazan esos enfrentamientos con el macarra de Blue o el poder explorar las Ruinas Alfa en busca de todos los Unown en una versión remasterizada con la banda sonora original o con nuevos detalles armónicos.

Aunque no hay que olvidar que no sólo las dos primeras generaciones son las que más pueden asentar las bases de la franquicia. Hoenn y Sinnoh engancharon a los adolescentes de aquel momento mientras que, según la crítica, Teselia tiene el mejor guion que se ha escrito a lo largo de la historia.

Los eventos y entrega de Pokémon míticos han hecho que la saga haya tenido ese toque tan exclusivo en varios momentos de su historia. El glitch que hacía conseguir a Mew, la GS ball que te permitía conseguir a Celebi en el Encinar, el cohete de Ciudad Algaria que te llevaba al espacio para conseguir a Deoxys o las leyendas de Darkrai y Arceus tornaban en ese misticismo los secretos más ocultos de cada generación. Las horas que muchos han pasado buscando las formas de activar estos eventos donde Internet acababa de nacer y los rumores se escondían en todos los foros han logrado asentar unas bases especiales difícilmente de superar en cualquier otra saga.

25 años en donde cada momento se ha convertido en único e inigualable y que sin duda se han asentado las bases de la rivalidad entre amigos y contra el mundo. Quizás Nintendo y Game Freak no hayan sido las compañías que más se han esforzado en mostrar esa visión del competitivo en Pokémon. En un mundo donde los esports están abriéndose paso como un Copperajah en el Bosque Lumirintico, los jugadores buscan entrar en él a base de mostrar las cualidades que tienen los juegos para convertirse en él.

El 27 de febrero de 1996 empezó lo que para muchos ha sido uno de los videojuegos más clave en sus vidas. Tanto jugadores amateur, creadores de contenido y jugadores profesionales no pueden dar de lado a esta parte tan importante de su infancia que, por una razón u otra, cada cual conserva un momento especial.

Pokémon reza el lema de llegar a ser el mejor y el hacerse con todos; pero la verdad es que el protagonista de los juegos y de la serie no se hizo ni el mejor ni atrapó a todos los Pokémon, nos hizo mejores y atrapó el corazón de todos sus fans.

Publicidad