Neox Games » No solo Manga

MUY VALORADO EN SU EDUCACIÓN

El arte de decir "no" en Japón, una de las regla no escritas más llamativa de su cultura

La educación es un factor clave en la cultura japonesa es por ello por lo que nunca verás a un japonés decir directamente "no".

Trabajo en Japón

Trabajo en Japón Envato

Publicidad

Un japonés nunca te va a decir "no" directamente. Como ya sabrás a estas alturas, la educación lo es todo en Japón y esto también pasa por el arte de la negación, la habilidad para rechazar cualquier propuesta sin necesidad de decir "no" y por ende mantener la educación y modales.

Una de las principales características cuando hablamos de la educación en Japón hace mención a nunca dejar mal a nuestro interlocutor. Los modales lo son todo, y por lo tanto las formas también.

Cómo rechazar una invitación sin decir no

Pero, ¿y cómo podemos aplicar esto a nuestro día a día en Japón? Muy sencillo. Imagina que tu grupo de amigos o compañeros de trabajo te ofrecen salir una noche de fiesta, o al cine, por ejemplo. A ti no te apetece, tienes otros planes y pasan por quedarte en casa. Uno de los mejores métodos para rechazar la invitación es utilizar la palabra "Chotto" (un poco). "Hoy es un día un poco..." // kyo wa chotto... De esta manera estarás dando la evasiva a la invitación sin hacer quedar mal a los demás. Y hablando de evasión...

Japoneses
Japoneses | Pixabay

La evasión, esa gran habilidad

En Japón nunca encontrarás a un comerciante o vendedor que te diga directamente "no" a una pregunta. ¿Vas a comprar un videojuego o disco a una tienda y preguntas por el stock porque no lo encuentras en las estanterías? Antes de dar la negativa, el vendedor va a hacer todo lo posible por encontrarlo en la tienda, aún a sabiendas de que no está disponible. Mirará en el almacén, buscará en el ordenador o incluso preguntará a compañeros de trabajo. La diplomacia lo es todo.

Suavizar las respuestas

Habrá momentos en los que sea francamente complicado evadir el "no". Para ello los japoneses utilizan eufemismos. Si durante una charla sobre música o comida te hacen una pregunta siempre será mejor y más educado responder con un "no me gusta tanto" que un "odio a" o "no me gusta" a secas.

Publicidad