Neox Games » Cultura Gamer

DE FANTASÍA

Este lugar se convierte en el paisaje más bello del mundo cuando nieva

Probablemente uno de los lugares más bonitos que puedes visitar en una estación como el frío invierno.

Torii japonés

Pixabay Torii japonés

Está claro que el invierno no es la estación favorita de la mayoría de personas. Es cierto que es una estación en la que, al menos en nuestro país, está relacionada con la Navidad, las reuniones familiares y en general situaciones felices en familia. Pero esto es tan sólo durante unos pocos días del invierno, el resto del tiempo tenemos que lidiar con muy bajas temperaturas, nieve y hielo en las carreteras, heladas nocturnas, lluvias, etc.

Sin embargo, pese a la incomodidad del invierno, al menos en el hemisferio norte, lo cierto es que todos estos condicionantes son culpables de algunas de las imágenes más bellas que se pueden contemplar en ciertos lugares. Si buscamos bien, en esta época podemos visitar paisajes propios de una película o una serie anime. Por ejemplo, el invierno es un momento increíble para ver el Santuario Kifune de Kioto.

 

Kioto es una de las zonas en donde más zonas tradicionales se conservan y promocionan turísticamente en Japón, además de ser una ciudad muy tranquila. Sin embargo, si situación geográfica no es la mejor: situada en una cuenca, en verano es calurosa y húmeda, y en invierno es comúnmente afectada por un frío gélido en la ciudad y en las montañas que la rodean. En una de esas montañas se encuentra el Santuario Kifune.

Ubicado en el vecindario de Kibune, en las montañas al norte del centro de la ciudad, no suele ser un punto turístico conocido en las guías de viajes para extranjeros de Japón, y por lo general es una zona visitada por residentes. Sin embargo, en estas fechas, tal y como vemos en las imágenes compartidas en redes sociales, la estampa que nos regala con la nieve es propia de un cuento o de una historia de fantasía.

 

Pese a situarse a una hora de la estación de Kioto, si visitamos el país del sol naciente en invierno (tendrá que ser el año que viene con las vacunas del Covid ya avanzadas), merece mucho la pena desviarse y visitar el Santuario Kifune. Eso sí, prepárate bien para soportar temperaturas muy frías.

Las escalera de piedra flanqueada por linternas tradicionales conducen a la entrada del santuario, que igualmente es precioso y de una belleza tradicional incuestionable. No faltan los torii rojos habituales en estos templos, y es recomendable visitarlo después de la puesta de sol, ya que las temperaturas bajas pero la iluminación de las linternas le dan un toque diferente. Probablemente uno de los lugares más bonitos que puedas visitar en el país.