Neox Games » Cultura Gamer

VIEJAS AFICIONES

Japón recupera una de las formas de arte casi extintas gracias al COVID-19

El cambio de rutinas por la pandemia ha perjudicado mucho a cierto tipo de sectores y potenciado otros.

Micrófono de rádio

Pixabay Micrófono de rádio

La pandemia del Covid, de la que poco a poco vamos saliendo aunque, por supuesto, aún no la hemos superado y todavía existe peligro de extenderse la enfermedad y aumentar muchos los fallecidos mientras se administran las vacunas. Sin duda la pandemia y los confinamientos han cambiado mucho nuestra vida y rutinas, haciendo lo que buenamente pudimos para pasar el rato sin terminar desquiciados por no poder salir a la calle.

Muchos se pusieron a cocinar como nunca, a escribir esa novela que siempre quisieron, o directamente a ver series y películas como si no hubiera un mañana. El cambio de rutinas ha perjudicado mucho a cierto tipo de sectores y potenciado otros. Por ejemplo, todo el sector hostelero se ha visto muy perjudicado, sin embargo, la mayoría de servicios de entretenimiento online han experimentado una importante subida.

Una de las comunidades que más ha crecido con el Covid, estando antes de la pandemia en un estado prácticamente de desaparición y practicado por unos pocos, es la comunidad de radioaficionados. Por ejemplo, en Japón esta comunidad llevaba 27 años perdiendo miembros. Tenemos que darnos cuenta que antiguamente los radioaficionados disfrutaban de esta actividad como si fuera su Discord o Skype particular, pero desde que las tecnologías han facilitado tanto la comunicación, el sector iba en picado.

Emisoras de rádio
Emisoras de rádio | Pixabay

Sin embargo, la pandemia lo ha cambiado todo. Según la Liga de Radioaficionados de Japón (JARL), por primera vez en 27 años se ha registrado un aumento en las membresías en 2020, con 578 nuevos miembros. Esto supone algo más de 65.700 personas para un país de 126 millones de personas, por lo que sigue siendo una actividad de nicho a día de hoy.

Si bien 578 nuevos miembros no parece un aumento monumental, sigue siendo bastante impresionante para los tiempos que corren y, sin duda, es un soplo de esperanza para la comunidad más acérrima a esta afición. Es evidente que la falta de contacto humano y la flexibilización de las restricciones gubernamentales, así como una reciente relajación de las normas niponas sobre quién puede emitir, han provocado que actividades como la radioafición crezcan en el país del sol naciente.

Por ello, tras la pandemia, la radio ha vuelto a demostrar que sigue siendo uno de los medios de comunicación más fiables y accesibles. Siempre ha desempeñado un papel importante en la seguridad de las personas o en la entrega de anuncios de emergencia antes, durante y después de los desastres naturales en este tipo de países.